Lo que le diga es mentira

El mayor problema de la ejecución está en las personas y no en la estrategia

A estas alturas del año la mayoría de nosotros ya ha realizado su planeación tanto personal como en las empresas. Sin embargo, muchos de estos planes y estrategias no serán más que un documento muy bonito pero no por haber hecho un mal plan o haber planteado una mala estrategia sino por la in-habilidad de ejecutar.

La in-habilidad para ejecutar es lo que causa que muchos de nosotros fallemos en conseguir nuestras resoluciones de año nuevo. Es la razón por la que los gimnasios están llenos en Enero pero en Febrero y Marzo empieza a disminuir la gente. Por difícil que es desarrollar un buena plan y una buena estrategia, es mucho más difícil ejecutar dicho plan y un plan que no se ejecuta sin importar cuan bueno era pues no vale nada porque al final si no se toma acción no se consiguen resultados.

Entonces, ¿cómo cerrar esa distancia entre la realidad de donde nos encontramos y la realidad a la que queremos llegar?, ¿cómo hacer realidad nuestras ideas?, ¿cómo hacer realidad nuestra visión?. Lo primero que debemos saber es que la ejecución es un problema de comportamiento humano, por naturaleza somos reacios al cambio, no nos gusta salir de nuestra zona de confort porque nos hace sentir incómodos y la mayoría se rige por “La ley del menor esfuerzo” (es parte de nuestros mecanimos como especie para ser más eficientes: guardar energía hasta que sea realmente necesario usarla).

Por lo anterior, la inteligencia emocional es una de las habilidades claves a desarrollar en esta época. Las emociones pueden influenciar nuestro pensamiento y comportamiento de grandes formas o ¿nunca has hecho algo enojado de lo que te arrepentiste luego?. Sin embargo, hay algunas tácticas que se pueden seguir para conseguir objetivos tanto personales como en equipos profesionales:

1. Estrategia enfocada

Muchas veces el error más grande al querer ejecutar una estrategia es empezar con el acelerador a toda y expectativas irreales. Por ejemplo, la persona que empieza a ir al gimnasio todos los días desde Enero por una hora esperando tener el mejor cuerpo en menos de 3 meses, esta persona no logrará sostener dicha rutina por todo el año cuando antes no hacia ni 30 minutos de ejercicio a la semana.

Para entregar grandes resultados, las personas deben estar super alineadas y enfocadas en las acciones que mayor impacto tengan sobre el objetivo que se quiera alcanzar. Es el trabajo de los visionarios identificar la prioridad número uno para enfocar el trabajo en sacar adelante esta antes de pasar a la siguiente parte del plan. Pregúntate, ¿cuál es el principal proyecto o acción que puedes adelantar y tendrá mayor impacto para acercarte a tu meta?.

“La esencia de la estrategia es elegir qué no hacer.”

– Michael Porter

Debe ser un proyecto o acción tan simple que sea sostenible junto a las demás tareas que manejas a diario fácilmente. El error más grande al intentar hacer progreso en nuestro plan de acción es tratar de hacer progreso en todas las metas y tareas que planeamos. Simplificar requiere que tomemos decisiones. ¿Qué es lo más importante en este momento?.

2. Proveer los recursos necesarios

Una parte importante del proceso de planeación que muchas veces se realiza a medias es asegurarse de planear la disponibilidad de los recursos requeridos para llevar a cabo la meta. Sea que se necesite dinero, tiempo o habilidades es importante que se tenga en cuenta de donde provendrán estos recursos (¿se trabajará para hacer dinero extra o se manejará un presupuesto para ahorrar en cosas no prioritarias?, ¿que se dejará de hacer actualmente para dedicarle el tiempo requerido al proyecto?, ¿que tipo de capacitaciones se deberá hacer o donde se conseguirá gente con esas habilidades para que hagan parte del equipo?).

Otro de los errores más comunes que in-habilitan la ejecución de la estrategia es planear demasiados proyectos u objetivos sin tener en cuenta la distribución de los recursos necesarios para completar cada objetivo. Es importante tener claro los recursos con los que cuentas en el momento de la planeación de tal forma que se pueda validar que tan realista es el plan que se piensa ejecutar.

3. Alinear a las personas correctas con la estrategia

Independientemente de si trabajamos en un equipo en las metas de la organización o de forma individual en nuestras metas personales, la pregunta estratégica más importante que debemos responder es: ¿cómo alineamos el esfuerzo de todos para completar el trabajo más importante?. Así sea una meta personal es importante que identifiquemos a las personas más esenciales para alcanzar esa meta, por ejemplo, si quieres trabajar en tu proyecto personal por las noches entonces debes hablar con tu pareja e hijos para que entiendan por que es importante que no te interrumpan esas 2 horas diarias.

“Las personas NO son nuestro mayor activo. En el trabajo del conocimiento colaborativo particularmente, son las RELACIONES ENTRE LAS PERSONAS las que componen nuestro mayor activo.”

Debemos contar con el apoyo incondicional de todas las partes involucradas que tendrán gran impacto en la ejecución de nuestro plan. Es importante que todos conozcan el ¿qué se va a hacer? pero más importante el ¿por qué se va a hacer?, ¿por qué es importante que dicha persona colabore? y ¿por qué se seguirá esta estrategia en vez de otra?. La gente te compra el ¿por qué? del proyecto, ¿cuál es el beneficio para ti y para ellos?. Por lo anterior, muchas empresas manejan incentivos al momento de ejecutar un plan estratégico, es una forma de hacerle ver a los empleados que tomar acción hacia los objetivos estratégicos también es beneficioso para ellos.

4. Seguimiento constante y ajuste al plan cuando sea necesario

Los seres humanos tenemos un periodo de concentración bastante corto en general por eso es importante tener un proceso de rendición de cuentas de forma continua. Tener una reunión o un horario de revisión del progreso realizado nos permite reforzar la idea de que este proyecto o meta es importante y prioritario. Además, hacer un chequeo constante sobre problemas encontrados en el camino nos permite hacer los ajustes necesarios en el plan para alcanzar la meta.

Comentarios

Comparte tu opinión