Lo que le diga es mentira

De idea a producto en menos de 3 meses

Todo negocio empieza por una idea, una visión. Sin embargo, una idea no es nada hasta que se hace algo con la misma.

Para llevar una idea al mercado, lo primero es definir claramente la idea: ¿Cuál es el problema a resolver? ¿Qué es lo que se quiere mejorar? ¿Cuál es el beneficio que se quiere brindar? puede ser para resolver un problema propio o para aprovechar una oportunidad en el mercado. Piensa en algo simple que cualquiera pueda entender y que puedas resumir en una oración como por ejemplo, “una aplicación que te informe sobre los eventos y cosas que hacer a tu alrededor”

El segundo paso es identificar tu propuesta de valor, no tiene que ser ultra brillante pero si debes tener alguna. Empieza a investigar ¿qué están haciendo los demás? ¿qué productos dan el mismo beneficio o resuelven el mismo problema?, intenta encontrar debilidades de tus competidores e identificar oportunidades para ti. Por ejemplo, “una aplicación que te informe sobre los eventos y cosas que hacer a tu alrededor relacionados con el deporte y la salud” (como maratones y grupos de ciclistas).

Una vez se tiene clara la idea, hay que validar si hay mercado para la misma porque lo último que queremos es gastar tiempo y dinero construyendo un producto que nadie quiere usar o comprar. Así que toca salir y hablar con clientes potenciales a tratar de vender un producto que aún no has construido.

La idea detrás del producto mínimo viable (MVP) es ayudar a los emprendedores a empezar el proceso de aprendizaje tan rápido como sea posible. No necesariamente se trata del producto más pequeño imaginable, el objetivo es validar las hipótesis de negocios más fundamentales.

La primera hipótesis es que la gente estará interesada en el producto o servicio que te ideaste. Hay varias formas de probar esta hipótesis:

  • Hacer un video donde se explique que hace el producto y porque la gente debe comprarlo.

    Dropbox empezó solo con un video de 90 segundos que promovía a la gente a suscribirse a la lista de espera para el lanzamiento del producto y dar retroalimentación del mismo.

  • Crear una página de llegada o destino (landing page): es una página donde los visitantes llegan luego de hacer clic a través de alguna campaña. Puedes anunciar la página a través de las redes sociales, publicar anuncios, usar una lista de correos, etc.

    Buffer, fue una de los primero productos que empezó de esta manera. Tenían una página simple que describía el producto y al hacer clic en “Planes y precios”, la gente llegaba a una página que decía que todavía no habían hecho el lanzamiento pero podía dejar su correo y se les avisaba una vez lanzaran el producto.

Lo importante es que pongas tu idea ante tu público objetivo de tal forma que pueda obtener retroalimentación sobre la misma y puedas empezar a recolectar información de posibles clientes futuros.

Finalmente, una vez validado que hay gente interesada en el producto o servicio y si la gente estaría dispuesta a pagar por el mismo y cómo hablar es barato, es hora de comprobar si tu idea de negocio puede ser exitosa. Llego la hora de lanzar la primera versión de tu producto.

Minimum-Viable-Product

El producto mínimo viable debe tener la funcionalidad o servicio principal operando pero debe ser lo suficientemente pequeño para que puedas salir al mercado rápidamente. Un ejemplo interesante es Groupon, alguien tuvo la idea de crear una plataforma donde se compraran promociones en grupo, para probar la idea crearon un blog gratuito y todos los días escribían una nueva promoción a la que la gente se suscribía y luego les enviaban manualmente un PDF con los cupones de descuento por correo.

Otro ejemplo interesante fue Zappos, donde el fundador visitaba tiendas locales de zapatos. Nick le pedía permiso a los dueños de las tiendas para tomar fotos de los zapatos y colocarlas en Internet. Una vez alguien ordenaba los zapatos, se iba hasta la tienda, compraba los zapatos y los enviaba al cliente. No era un negocio muy rentable pero fue un experimento que le permitió validar sus hipótesis con muy poca inversión.

Espero que con esto te haya podido dar algunas ideas para sacar adelante el negocio o proyecto que tengas rondando en tu mente. Un último consejo, dentro de lo posible trata de que haya muy poca fricción para que tus clientes puedan usar el servicio (ej: solo con escribir su correo electrónico y una vez haga la compra se le piden el resto de datos).

Comentarios

  1. Pingback: De idea a producto en menos de 3 meses – ...

Comparte tu opinión