Lo que le diga es mentira

Los 10 factores más importantes que determinan el éxito de una Startup

Cuando se tiene la idea o se crea una Startup hay un montón de ilusión y excitación por el futuro de la misma pero a la vez hay un gran componente de incerteza y riesgo. Hay numerosas ideas ahí fuera que nunca se han convertido en realidad o que simplemente no tuvieron los factores adecuados para que prosperasen con éxito.

No sólo hay uno que lleve a cada empresa al éxito, son numerosos y todos muy importantes para el devenir. Pero los más determinantes son los siguientes:

  1. La idea

La fortaleza de la idea del fundador de la compañía puede parecer el factor más grande en el éxito empresarial pero en realidad es un pequeño elemento de cómo las cosas cambiarán. Por ejemplo Google cuya idea de hacer un buscador interactivo estaba siendo implementada por varios competidores. Pero el plan, la ejecución y el momento de llevarlo a cabo fueron superiores a los rivales, lo que condujo a un éxito pese a la falta de originalidad.

  1. El líder o líderes

El liderazgo es algo fundamental en una startup. Los líderes tienen las visiones adecuadas, toman decisiones e inspiran al grupo de trabajo para alcanzar los objetivos de forma eficaz. Si esta persona o personas no fuesen competentes no sólo las decisiones serían menos efectivas sino que la moral del grupo estaría por los suelos. Además un líder con experiencia y talento puede convertir una mala idea en una que tenga éxito.

  1. El equipo

Los emprendedores son importantes pero normalmente no consiguen grandes cosas en solitario. La clave en un negocio de éxito es contratar a personas capaces de mantener el nivel, creando innovaciones y alcanzando objetivos de gran repercusión. Contratar a las personas adecuadas para cada trabajo supondrá no tener nunca ningún problema. Pero de lo contrario puede suponer que los mejores planes para la compañía se vengan abajo y nunca se lleven a cabo.

  1. El capital

La financiación es un aspecto clave especialmente en las primeras etapas tras la fundación. No hay que volverse loco si no se encuentra un inversor que apueste por el grupo. Los amigos o la familia pueden ser una posibilidad de apoyo si cree en la idea. Tampoco hay que descartar la idea de pedir un crédito. Eso si, siempre con un ojo puesto en el efectivo que se gasta ya que una mala decisión puede comprometer la viabilidad financiera de la compañía.

  1. El plan

El plan tiene que representar más que la idea central. En él ha de incluirse los objetivos, los destinatarios, las operaciones que se llevarán a cabo y el futuro a corto y largo plazo. Cuanta más profundidad tenga mejor será para la compañía. No dejar nada atrás incluso la posibilidad de algún imprevisto inesperado. Tener una idea fija de cómo ejecutarlo pero también ser flexible por si hay que adaptarse al momento, que puede ser cambiante. Una buena organización del tiempo es clave.

  1. La ejecución

Suele decirse que un plan sólo puede ser evaluado según su habilidad para ser ejecutado. Se puede tener un gran plan pero a la hora de ejecutarse ser una auténtica chapuza lo que comprometerá a todo el emprendimiento. Por el contrario si todo se hace de manera perfecta se puede conocer lo que está bien en todo momento y que cosas no están funcionando para solucionarlas al momento.

  1. El momento

El momento es fundamental desde una perspectiva competitiva y ha llevado a muchas empresas a ser exitosas después de una entrada a un mercado con muchas dudas. Es el caso de Youtube en cuyo momento de lanzamiento competía con numerosas plataformas de video pero fue la primera en aprovechar las nuevas conexiones de internet a alta velocidad ganando notoriedad con ello.

  1. La respuesta a las crisis

No importa lo bueno que sea el plan o lo duro que trabaje cada miembro de la empresa siempre hay algo que va a ir mal. La forma de responder a cada crisis es más relevante que como evitar que suceda. Hay que pensar a fondo sobre como actuar y cual es la mejor solución ante el problema. Además aprender de los fallos ayudará a gestionar mejor los inconvenientes en el futuro.

  1. El marketing

Un producto inferior que tiene una gran marca detrás, que es apetitoso, que crea expectación, que está envuelto de una forma fantástica siempre va a tener unas ventas superiores que uno forjado sobre una gran idea pero cuyo marketing es flojo. Al final afectará a la toma de decisiones de los consumidores. Con las redes sociales se busca además crear contenidos virales que atraigan al mayor público posible.

  1. El crecimiento

El camino que se toma para crecer juega un papel significativo en el resultado final. Crecer muy rápido significa no poder abarcar todo. Crecer muy lento significa no ir a ningún lado. Hay que encontrar un equilibrio y crecer constante pero con cuidado.

Alejandro García, el autor de este artículo invitado, es un economista especializado en marketing y mercados financieros. Es un apasionado del mundo startup y las nuevas tecnologías. Actualmente es editor de Geekpunto.

Comentarios

  1. Buen articulo, los emprendedores tienen una ligera vision erronea del qué emprender en digital es sencillo y los convertirá en los rockstar de las nuevas generaciones, pero tienen que entender ahora que el camino no es facíl y requiere mucho trabajo y dedicación.

    un saludo.

Comparte tu opinión