Lo que le diga es mentira

Logra lo que te propongas con un mapa de ruta

El primer paso para lograr lo que queremos es primero saber lo que queremos (definir nuestras metas). Es importante tener alguna visión de largo plazo o por lo menos tener claro el por que nos interesa hacer algo (¿cuál será la mejora o beneficios en nuestra vida?).

Sin embargo, una vez nos hemos propuesto algo y estamos comprometidos con esa meta, un segundo paso muy importante es definir las estrategias que vas a utilizar para alcanzar esas metas (¿cómo piensas lograr tus objetivos?). Por ejemplo:

  • Si quieres bajar de peso, tu estrategia puede ser una mezcla de hábitos para comer mejor y ejercicio o conseguir un nutricionista y entrenador personal.
  • Si quieres viajar, tu estrategia puede ser cotizar un tour con una agencia de viajes o tal vez planearlo todo tú e ir estilo mochilero o unirte a un grupo de amigos y disfrutar del paseo que planeen.
  • Si quieres aumentar tus ingresos, tu estrategia puede ser mejorar tu hoja de vida y buscar mejores oportunidades laborales o tal vez iniciar una segunda fuente de ingresos en tu tiempo libre vendiendo un producto o servicio.
  • Si quieres aprender una nueva habilidad, tu estrategia puede ser hacer una serie de cursos o contratar un entrenador/mentor personal o incluso conseguir ciertos libros o recursos y hacerlo de forma autodidacta.

Es importante tener alguna idea general de cómo piensas alcanzar tu meta pero, aún así, un siguiente paso más importante en la planeación de nuestros objetivos es definir por lo menos un borrador de nuestro plan de acción.

El mapa de ruta es nuestra guía o mapa para realizar nuestra meta, este mapa de ruta se compone de las tareas claves que debemos completar (porque sin acción no hay resultado) para acercarnos cada vez más a nuestros objetivos.

El mapa de ruta son las tácticas que usarás, es decir, todas las acciones requeridas a implementar y hacer seguimiento durante el año. ¿Qué debes hacer y para cuando?. Además, es importante que definas algunos hitos que te ayuden a asegurarte qué realmente estás haciendo progreso hacia tus objetivos. Por ejemplo, si seguimos con las metas anteriores:

  • Para bajar de peso, algunos hitos pueden ser: tener el hábito de comer ensaladas 3-4 veces a la semana, conseguir trotar por 5 minutos de corrido en la caminadora, etc.
  • Si quieres viajar, algunos hitos pueden ser: tener el presupuesto estimado, conseguir los tiquetes de avión, conseguir el hospedaje, etc.
  • Si quieres aumentar tus ingresos, algunos hitos pueden ser: obtener tu certificación, asistir a 3 eventos de networking, enviar 20 hojas de vida, etc.
  • Si quieres aprender una nueva habilidad, algunos hitos pueden ser: terminar las primeras 5 sesiones del curso, completar xxx proyecto aplicando las habilidades de xxx curso o libro, etc.

Los hitos te ayudan a tener un sentido de progreso antes de acabar el año mientras trabajas hacia tu objetivo principal. Adicionalmente, los hitos nos sirven como indicador sobre si vamos en el camino correcto o si debemos hacer algunas correcciones en nuestro plan de acción.

Un formato sencillo que recomiendo para definir un mapa de ruta desde finales de año, es plantearte la pregunta ¿cuales son las actividades claves que debo completar cada trimestre para conseguir mi meta al final de año?.

Por ejemplo, digamos que quieres lanzar un producto para mitad de año, entonces tu mapa de ruta puede ser algo como:

  • Enero-Marzo
    • Definir mercado objetivo para el producto
    • Tener diseño o primer prototipo del producto
  • Abril-Junio
    • Conseguir lista de correo o datos de por lo menos 300 personas para el lanzamiento
    • Definir campaña de lanzamiento
  • Julio-Septiembre
    • Realizar lanzamiento
    • Hacer campaña de mercadeo digital o presencial por xxx presupuesto.

La idea es que tus objetivos sean de resultados esperados (resultados probables de un proceso) pero en tu mapa de ruta deben ser metas de proceso (tú tienes el control para que la tarea o actividad se realice).

Al final lo que estamos haciendo es plantear todo el recorrido que vamos a hacer hasta llegar a nuestros objetivos. Muchas personas nunca se plantean pensar a largo plazo sobre sus vidas y mucho menos detallarlas a tanto nivel pero esta es una de las cosas en común que tienes todas las empresas y personas exitosas. No se trata de tener cada segundo de tu vida planeada pero SI asegurarte que las cosas importantes sean parte de tu vida.

En resumen,

  1. Define tu por qué: ¿por qué es importante que logres tus objetivos?, ¿qué beneficios te traerán estos logros a tu vida?, ¿cuál es la visión o misión que quieres lograr en tu vida?.
  2. Documenta el qué: ¿cuáles son los logros que quieres conseguir?, ¿cuáles son esas metas que quieres alcanzar?. Asegúrate que tus objetivos sean medibles y específicos.
  3. Decide cuando: si realmente estás comprometido con tu meta entonces “algún día” no es suficiente. Debes tener una fecha límite realista que te de un sentido de urgencia hacia el logro de tu objetivo.
  4. Determina cómo: a veces es complicado planear cada detalle sin haber empezado, sin embargo, hacer el esfuerzo de crear nuestro mapa de ruta con los principales hitos a conseguir vale la pena al ser una de las principales herramientas a utilizar durante toda la ejecución del año.

Para asegurar que tienes un plan sólido para tu próximo año, te recomiendo hacerte las siguientes dos preguntas:

  • ¿Voy a disfrutar del recorrido?, es decir, ¿Me van a gustar la mayoría de tareas y acciones que debo realizar?
  • ¿Voy a disfrutar del destino?, es decir, ¿Realmente vale la pena alcanzar la meta? ¿Por qué?

Si en ambas de estas preguntas respondes que sí o por lo menos consideras que por la meta a alcanzar vale la pena hacer el sacrificio que implique el camino a recorrer entonces tu plan de acción es ejecutable y lo puedes empezar a implementar. De lo contrario, vale la pena que te preguntes si es realmente necesario tener dicha meta o si hay otra estrategia/camino que puedas seguir para llegar al mismo destino (usualmente hay muchas alternativas para llegar al mismo lugar).

Comparte tu opinión