Lo que le diga es mentira

El temor a tomar riesgos

«Los que renuncian son más numerosos que los que fracasan.»
-Henry Ford

Una historia para reflexionar

En un país en guerra, había un rey que causaba miedo. No siempre que tomaba prisioneros en las batallas los mataba, simplemente los llevaba a una sala donde había un grupo de arqueros de un lado y una inmensa puerta de hierro del otro lado, sobre la cual se veían grabadas figuras de calaveras cubiertas de sangre.

El rey hacía formar a los prisioneros en círculo en la sala y les decía:

«Ustedes pueden elegir entre morir atravesados por las flechas de mis arqueros, o pasar por esa puerta misteriosa»

Todos elegían ser muertos por los arqueros.

Tiempo después, al terminar la guerra, un soldado que por mucho tiempo había servido fielmente al rey, se dirigió al soberano y le dijo:

Señor, ¿le puedo hacer una pregunta?
Dime, soldado – repuso el soberano
¿Que había detrás de la horrorosa puerta?
Ve y mira tú mismo, le respondió de inmediato el rey.

El soldado separó temerosamente la puerta pero, a medida que ella se abría, fueron entrando unos brillantes rayos de sol que iluminaron el ambiente. Finalmente descubrió que conducía a la libertad.

* Imagen sacada de la galería de Carlos Aguilera.

El soldado, admirado, sólo miró a su rey mientras éste le explicaba:

Yo les daba a todos la posibilidad de realizar una elección; pero ellos preferían morir antes que arriesgarse a abrir esa puerta.

Fuente: La Culpa es de la vaca 2: Anécdotas, parábolas, fábulas y refleiones sobre el liderazgo.

¿Cuántos de nosotros no nos atrevemos a confesarle a alguien lo que sentimos por el miedo al rechazo, siendo que al no decir nada igual estamos perdiendo la oportunidad? ¿Cuántos de nosotros seguimos soñando con algún día montar nuestro propio negocio pero no hacemos nada para montarlo por miedo a quebrarnos? ¿Como piensas pasar un exámen si no te atreves a tomarlo?

Suéltate

Cuentan que un alpinista, desesperado por conquistar una altísima montaña, inició su travesía después de años de preparación, pero quería la gloria solo para él, por lo tanto subió sin compañeros.

* Imagen sacada de la galería de Fábio Pinheiro.

Empezó a subir y se le fue haciendo tarde, y más tarde, y no se preparó para acampar, sino que decidió seguir subiendo, y oscureció.

La noche cayó con gran pesadez en la altura de la montaña, ya no se podía ver absolutamente nada. Todo era negro, cero visibilidad, la luna y las estrellas estaban cubiertas por las nubes.

Subiendo por un acantilado, a solo unos pocos metros de la cima, se resbaló y se desplomó por el aire, cayendo a velocidad vertiginosa, el alpinista solo podía ver veloces manchas oscuras y la terrible sensación de ser succionado por la gravedad. Seguía cayendo… y en esos angustiantes momentos, le pasaron por su mente todos los episodios gratos y no tan gratos de su vida. Pensaba en la cercanía de la muerte, sin embargo, de repente, sintió un tirón fuerte de la larga soga que lo amarraba de la cintura a las estacas clavadas en la roca de la montaña.
En ese momento de quietud, suspendido en el aire, no le quedó más que gritar:

¡¡¡AYÚDAME, DIOS MIO¡¡¡

De repente, una voz grave y profunda de los cielos le contestó:

-¿QUE QUIERES QUE HAGA?
– Sálvame Dios mío
– ¿REALMENTE CREES QUE YO TE PUEDA SALVAR?
– Por supuesto Señor
– ENTONCES CORTA LA CUERDA QUE TE SOSTIENE…

Hubo un momento de silencio; el hombre se aferró más aún a la cuerda.

Cuenta el equipo de rescate, que al otro día encontraron a un alpinista colgando muerto, congelado, agarradas sus manos fuertemente a la cuerda… A TAN SOLO DOS METROS DEL SUELO…

¿Cuántos de nosotros estamos tan cerca de alcanzar lo que queremos pero tenemos miedo de soltarnos? ¿Será que el miedo a tomar riesgo es lo q te esta deteniendo de cumplir tus sueños?

Lo mejor de todo, es que analizando las cosas, todos nosotros siempre estamos tomando riesgos en nuestra vida, cada vez que nos montamos en un avión, cada vez que atravesamos la calle, no importa lo que hagas siempre estas tomando riesgos inconscientemente.

Ahora es tu decisión que riesgos tomar, yo no digo que hay que probar de todo hasta el punto de ser estúpidos. Hay que tomar riesgos calculados, siempre compara que tienes que perder vs que podrías ganar y en base a esto toma tus decisiones, es más en el caso en que podrías perder mucho más de lo que podrías ganar, busca la forma de voltear está situación. Por ejemplo, hay muchos emprendedores que ahorran por varios meses para luego arriesgarse a montar su negocio con solo el miedo de pasar unos meses aprendiendo de sus fracasos y ya pues calcularon su riesgo y tomaron medidas para mantenerse con su ahorro por un periodo de prueba, haciendo que las ganancias vs las perdidas de tomar el riesgo fueran mucho mayores.

Finalmente, les recuerdo que hay que mantener una actitud positiva ante la vida, si de verdad crees que lo puedes lograr y te preparas para hacerlo, lo harás.

¿Recuerdas alguna vez que no hayas ni intentado algo por miedo a tomar el rieso? ó mejor aún, ¿Recuerdas alguna vez que te arriesgaste a pesar del miedo y resulto ser de las cosas más gratificantes de tu vida?

¿TE GUSTÓ LO QUE LEÍSTE?

¡Te van a gustar aún más mis correos! Tendrás acceso a contenido exclusivo y práctico sobre cómo gestionar tus finanzas personales para vivir una vida mejor.
Además al suscribirte tendrás acceso a nuestra guía gratuita de finanzas personales.

* Campos requeridos

Comentarios

  1. como diria mi mama, el que no arriesga un huevo no saca un pollo 😛 jajaja
    muy buen escrito, como siempre ACTITUD POSITIVA FRENTE A LA VIDA 😉

  2. @Ferzgorich creo que ese dicho es muy cierto, si uno se fija toda la gente exitosa en algún punto de su vida tuvo que arriesgar algo para llegar donde se encuentra.
    Jaja! que buen dicho el de tu mamá @douglas ;D y gracias por el cumplido 😀
    @La PeQuE Una de las cosas que me quedaron más claras este año es que sin arriesgar algo es muy raro llegar alto.

  3. buena historia, es importante no ser vencido por nuestros miedos, hacen falta mas historias y paginas sobre este tema para animar a enfrentar nuestros miedos, gracias

  4. Me alegra que te haya gustado @Irving, me recordaste una frase que lei alguna vez que decia algo como «el coraje no es la ausencia del miedo sino la conciencia de algo por lo que merece la pena arriesgarse» de Ambrose Redmoon

  5. Pingback: 7 consejos para ser más feliz – Lo que le diga es mentira

  6. Pingback: Como pase de tímida a menos tímida – Lo que le diga es mentira

  7. Hola:

    Muy buenas estas historias, particularmente me encantó el libro: La culpa es de la vaca. Tiene 26 cuentos muy profundos que nos hacen reflexionar.

    Creo que todos temenos a asumir riesgos porque nos creamos zonas de confianza que nos hacen sentir seguros y aún ante la necesidad de un cambio evidente nos resistimos.

    Creo que la clave está en comprender que realmente cada día que salimos a la calle asumimos un riesgo, cuando iniciamos una relación asumimos un riesgo. Creo que el punto es minimizar un tanto la frase y aceptarla como un paso cotidiano de nuestras vidas.

    Un saludo desde el Rincon de la Psicologia
    .-= En el blog de Jennifer: Poner la responsabilidad en el otro: una estrategia equivocada =-.

  8. @Jennifer es muy cierto lo que mencionas sobre la zona de comfort y salir de la misma es de las cosas más difíciles para todos pero como dices el cambio es algo cotidiano y hay que aceptarlo y aprovecharlo.

  9. Pingback: Fracasar no es el fin, es el comienzo – Lo que le diga es mentira

  10. Un artículo muy muy bueno. Buenas historias para ilustrarlo, gracias.
    .-= En el blog de JoTGi: Crece desmesuradamente el uso de redes sociales =-.

  11. Pingback: Surfeando la web a fin de mes: 5 artículos sobresalientes en Enero 10 – Lo que le diga es mentira

  12. cuando un sueño muere es porque se a echo real el dijo:

    son muy buenas historias, que tienen toda la razon.
    el que no arriesga no gana, ya que para ganar hay que arriesgar,.

  13. Pingback: La importancia de la vulnerabilidad para formar relaciones – Lo que le diga es mentira

  14. Muy valioso texto. Agregaría simplemente que, en efecto, somos lo que hacemos, no lo que pensamos ni lo que sentimos.
    Un saludo! (desde Buenos Aires)

  15. @Beso a beso fracasar es parte del proceso de crecer, fracasar significa que intentamos cosas nuevas, fracasar significa que la vida te ha dado nuevas lecciones. Para progresar hay que tomar riesgos pero siempre calculados, si la recompensa no vale el sacrificio de tiempo, plata o lo que sea entonces no vale la pena tomar el riesgo.

    @Gonzalo gracias y muy bien dicho! más valioso es el hombre que habla con sus acciones 😉

Comparte tu opinión