Lo que le diga es mentira

El gerente de hoy debe ser un gerente integral

El gerente de hoy debe ejercer y dominar un gran número de funciones como, por ejemplo, representar la empresa ante terceros, coordinar los recursos de la organización, entre otras funciones, con el fin de dirigir eficientemente una organización para cumplir ciertos objetivos. Es por esto que el gerente de hoy no puede ser un especialista sino que debe ser un gerente integral.

En el libro “La Gerencia Integral” de Jean-Paul Sallenave, el autor explica que la gerencia integral es el arte de relacionar todas las facetas del manejo de una organización en busca de una mayor competitividad y por tanto, abarca:

  • La estrategia: se debe saber hacia donde se quiere llegar y como se hará para llegar ahí.
  • La organización: para llevar a cabo la estrategia de manera eficiente.
  • La cultura: la organización debe ser capaz de cambiar y para esto hay que lograr tener una cultura dinámica y mantener a la gente motivada.

El gerente integral al resolver los problemas de la empresa, tiene claro que cuando se presenta un problema administrativo no se presenta en un área específica de la compañía sino que es un problema global. Por esto, para que un gerente pueda tomar buenas decisiones, nos señala el autor, el gerente debe ser a la vez estratega, organizador y líder. El gerente estratega es el que se pregunta ¿hacia donde vamos? y diseña el futuro en vez de aceptarlo.

“Cuando un hombre no sabe hacia donde navega, ningún viento le es favorable.”
-Séneca

El gerente organizador, por otro lado, se encarga de ajustar constantemente la estructura o esquema organizacional de su empresa de tal manera que ésta siga a la estrategia, asegurando un mejor desempeño. Finalmente, el gerente líder se encarga de manejar y comprender a los empleados, manteniendo una visión clara de las metas de la organización.

Todo lo anterior con el fin de que el gerente pueda cumplir los objetivos de la empresa que son sólo tres: supervivencia, rentabilidad y crecimiento. La rentabilidad y el crecimiento son cuestión de supervivencia, la primera asegura la supervivencia de la empresa a corto plazo y la segunda a largo plazo.

Comentarios

  1. Pingback: Aprendiendo a pensar críticamente – Lo que le diga es mentira

  2. @Paul me alegra que te haya gustado el artículo 🙂 y eso es lo más importante que tiene que tener en mente un gerente: mantener sano el corto plazo (asegurar rentabilidad) pero siempre invertir en el futuro (crecimiento).

Comparte tu opinión