Lo que le diga es mentira

¿Cómo aprovechar tus fortalezas para alcanzar tus objetivos?

Detrás de esa pequeña historia la idea es que tus debilidades no son un impedimento para alcanzar tus metas. Es importante que conozcas cuales son tus puntos débiles de manera que aprendas a trabajar con estos sea usando una herramienta que te permita completar la tarea más fácilmente o delegando la tarea a alguien más.

Por ejemplo, yo no tengo buena memoria así que hace mucho tiempo adopte el hábito de anotarlo todo e incluso me molesta mi compañera de oficina porque sabe que tengo alarmas constantes como recordatorio de lo que tenga que hacer en el día. Gracias a este hábito siempre se lo que debo hacer en el día, cuáles tareas tengo pendientes y cuando deben estar listas.

«Uno será bueno en muchas cosas, malo en muchas otras pero, increíble en unas pocas».
– Leyla

Entonces, ¿Por qué es importante conocer tus fortalezas?

Todos poseemos unas fortalezas naturales en base a nuestra personalidad y habilidades desarrolladas durante nuestra vida. Es importante conocerte a ti mismo y tus capacidades y talentos pues son estas habilidades las que te distinguen de los demás en el mercado laboral si adquieres el nivel de competencia necesario.

Tus fortalezas son las capacidades que te ayudarán a diferenciarte de tu competencia y salir adelante pues son una habilidad natural que posees ya sea porque naciste con ese talento o si debido a tus gustos y personalidad la haz desarrollado con el tiempo.

Así mismo, es importante conocer nuestras fortalezas de forma que diferenciemos el tipo de tareas que son más convenientes que nosotros mismos hagamos y cuales tareas son mejor delegarlas o consultar con alguien que tenga experiencia en el tema.

Por el otro lado, tus debilidades no necesariamente te tienen que limitar. Estás áreas son habilidades que simplemente necesitas mejorar, asociarte con alguien que te complemente o contratar a alguien que sea mejor para ese trabajo.

Cuando te aceptas como eres y te enfocas en tus fortalezas desarrollando esos atributos y cualidades que te hacen único(a), es cuando más valor le puedes traer al mundo. Tu contribución se hace única y es valiosa precisamente por esa razón.

¿Cómo descubrir mis fortalezas?

Tus fortalezas son aptitudes naturales por lo que una forma de identificarlas es pensando en el tipo de actividades a las que te sueles sentir atraído(a) naturalmente y actividades que te hagan sentir energizado(a) o exitoso(a).

Otra forma es fijarte en cuales cosas se te dan de forma natural. Por ejemplo:

  • ¿Hablas mucho? Tal vez una fortaleza para desarrollar sea la comunicación
  • ¿Te va bien haciendo muchas cosas en poco tiempo? Tal vez una fortaleza sea que trabajes bien bajo presión y/o la organización.
  • ¿Te han dicho que eres cuadriculado por tener siempre rutinas y planes? Tal vez una fortaleza sea la disciplina que tienes para ejecutar.
  • ¿Eres bueno inventando excusas o creando ideas de la nada? Tal vez una fortaleza sea la improvisación y creatividad.

Hay que reconocer lo bueno que tenemos cada uno de nosotros. Todos tenemos atributos que son naturales a nuestra personalidad y que si se aprenden a usar y se desarrollan estas fortalezas te permitirán salir adelante y alcanzar grandes logros en tu vida.

Otras preguntas que te puedes hacer para identificar tus fortalezas son:

  • ¿Cuáles han sido tus mejores logros? (ej: ganar un trofeo en un deporte, publicar tu primer libro, aprender a usar un software, etc.)
  • ¿Qué te gustaba hacer cuando eras niño?
  • ¿Qué tipo de temas te gusta leer y aprendes fácilmente?

Finalmente, otra forma de identificar tus fortalezas es pedir ayuda de amigos y familiares que te conozcan bien. Dile a 5 personas que te ayuden a identificar atributos y habilidades que se te den bien o hagas bien.

¿Cómo potenciar mis fortalezas?

«Es fácil mejorar cuando el punto de partida es bajo [..] no es cierto que aprenderemos más en las áreas que se nos dan peor: si algo no se nos da bien cualquier progreso será muy duro y costoso. Por tanto aprenderemos más en lo que se nos da bien, en nuestras fortalezas: lo que hacemos bien y nos gusta hacer.»
– Vía Potencia tus fortalezas

Aprovechar tus fortalezas se trata de buscar oportunidades y soluciones. Enfócate en las cosas en las que eres bueno y/o desarrolla habilidades en las que te gustan.

Algunas formas de potenciar tus fortalezas son:

  1. Practica de manera consistente

    Práctica tu habilidad de forma deliberada, es decir, enfócate en mejorar aspectos específicos de tu habilidad haciendo ejercicios o actividades que pongan en práctica dichos aspectos de forma que puedas evaluar tu rendimiento y seguir mejorando.

    Adicionalmente, encuentra formas de usar tus fortalezas por fuera de tu trabajo ya sea en hobbies, proyectos personales o actividades sociales que te permitan poner en práctica tus fortalezas y te puedan dar a conocer.

  2. Profundiza en tus conocimientos

    Encuentra conferencias y talleres donde puedas seguir aprendiendo después de la educación formal. Busca expertos en tu campo de los que puedas seguir aprendiendo así sea analizando su trabajo.

    Adicionalmente, puedes trabajar en desarrollar habilidades relacionadas. Por ejemplo, si eres un excelente escritor de blogs tal vez puedas aprender de SEO, creación de contenido en redes sociales o diseño gráfico. Lo importante es que aprendas algo que te haga aún más fuerte en tu fortaleza principal.

  3. Enseña a otros

    La gente aprende mucho mejor cuando deben enseñarle a otros lo que han aprendido porque los obliga a organizar el conocimiento que tienen. Puedes practicar esto con algo tan simple como iniciar un blog o un canal de youtube donde expongas los temas relacionados con tu experticia ó algo más profundo como contratar un interno o aceptar un aprendiz.

¿Cómo utilizar mis fortalezas para lograr mis objetivos?

Una vez tienes claro cuales son los resultados que deseas obtener entonces la mejor forma de alcanzarlos es planear una estrategia que favorezca tus fortalezas. Lo que quieres es que tu te encargues de las tareas que se alinean a tus gustos y habilidades mientras encuentras otras personas que se encarguen de las tareas en las que eres débil sea asociandote con ellos o tercerizando a independientes o contratarlos como empleados.

Un ejemplo claro de esto son los emprendedores Bill Gates (Microsoft) y Steve Jobs (Apple), mientras Gates era un programar hábil quien inicialmente escribió el código de los productos de Microsoft, Steve Jobs era más un pensador de diseño y experiencia de usuario quien se asoció con Steve Wozniak (Ingeniero) para llevar a cabo los productos de Apple.

Ambos emprendedores tenian claro cuáles eran sus fortalezas y habilidades y actuaron acorde a esto para lograr sus objetivos. Personas exitosas hay de todo tipo desde los genios técnicos como Mark Zuckerberg, los disciplinados y pacientes como Warren Buffet, los reyes de las habilidades sociales como Gary Vaynerchuck, hasta los más creativos como Walt Disney.

Hay miles de caminos para llegar al éxito, tantos caminos como atributos característicos de las diferentes personas. El factor decisivo está en enfocarnos en agregar valor aprovechando nuestras fortalezas de forma que creemos productos de calidad y ofrezcamos servicios excelentes.

Aunque es inevitable hacer cosas que no nos gustan o en las que no somos buenos, debemos buscar minimizar el tiempo que pasamos en estas tareas o en este tipo de roles/trabajos.


Nota: Este artículo fue publicado originalmente el 8 de Marzo de 2011 y actualizado el 6 de Julio de 2020

Aprovecha tus fortalezas para hacerte fuerte

¿TE GUSTÓ LO QUE LEÍSTE?

¡Te van a gustar aún más mis correos! Tendrás acceso a contenido exclusivo y práctico sobre cómo gestionar tus finanzas personales para vivir una vida mejor.
Además al suscribirte tendrás acceso a nuestra guía gratuita de finanzas personales.

* Campos requeridos

Comentarios

  1. Lorenzo Armas S. el dijo:

    Expertos en pensamiento estratégico,aseguran que la mejor estrategia es trabajar duramente en las fortalezas y que las debilidades se superan por inercia o son superadas sin darnos cuenta.Excelente post.Felicitaciones.Un abrazo desde Huamachuco-Perú

  2. Hola Leyla,

    ¡Qué buen artículo!

    Para mejorar cualquier cosa es necesario conocerla bien. Saber cuales son las fortalezas y las debilidades para potenciar las primeras y sacarles el máximo partido y tratar de superar las segundas bien con ayuda externa o con un esfuerzo interno.

    Yo añadiría otros dos elementos importantes para mejorar. Las oportunidades y las amenazas.

    Conociendo tus fortalezas y tus debilidades ya sabes en el presente que puedes mejorar, si además estudias que oportunidades tienes para avanzar y que amenazas puedes encontrarte, tendrás un estudio muy bueno para lograr tus objetivos.

    Felicidades por el artículo.

    Un saludo,

    Inma.

  3. @Lorenzo gracias, que chevere tu dato ;D

    @inma_gdyt cierto, la herramienta FODA (fortalezas, oportunidades, debilidades y amenazas) es muy útil en planeación estratégica tanto para empresas como para cumplir nuestros objetivos

  4. Alejandro Arguello el dijo:

    Ciertamente debemos tener en cuanta cuales son nuestras fortalezas y debilidades, para esto podemos iniciar con un auto analisis personal donde evaluando cada uno de los criterios propios de cada persona se puede obtener una idea mas clara de lo que cada una representa. Partiendo de ésta auto evaluación, conociendo e identificándolas es mucho màs fácil abordar las debilidades de una manera màs simple. En el caso de las fortalezas simplemente trabajar en ellas con el fin de ponerlas en práctica en todo momento como herramientas fundamentales. Sobre el analisis FODA, considero que las Debilidades se deberían abordar para que pasen a ser Fortalezas, mientras que las Amenazas pasen a ser Oportunidades.

  5. @Alejandro estoy de acuerdo contigo, partir de un auto-análisis es esencial para empezar a mejorar uno mismo. Y, es cierto, el objetivo sobre un análisis FODA es que a largo plazo las debilidades puedan ser fortalezas o por lo menos dejar de ser debilidades, lo importante es no olvidar reforzar nuestras fortalezas constantemente porque son nuestro diferencial clave al final de todo.

Comparte tu opinión