Lo que le diga es mentira

4 pasos para lograr lo que te propongas

La razón por la que todos los años dedico el tiempo para reflexionar sobre el año que paso y sobre lo que quiero en el futuro es porque quiero asegurarme de cada año hacerme la vida más fácil y completa, una vez escuche a un psicólogo decir que la importancia de organizarnos es para evitar sufrimiento innecesario en nuestra vida.

  • Organizar nuestras relaciones nos permite tener lazos de mayor calidad con nuestra familia, amigos y pareja. Además, aprendemos a apreciarnos a nosotros mismos alejándonos de la gente tóxica que constantemente nos causan malos ratos y nos traen dramas innecesarios.
  • Organizar nuestra salud nos permite tener una mejor calidad de vida haciéndonos responsables por el control de nuestras enfermedades o condiciones y responsables de la prevención de futuros problemas adoptando un estilo de vida más saludable.
  • Organizar nuestras finanzas nos permite tener mayor tranquilidad mental al asegurar que nuestra familia siempre tendrá para pagar las necesidades básicas (techo, comida, seguridad) y protegernos a largo plazo en nuestra vejez.
  • Organizar nuestro estilo de vida de acuerdo a lo que nos hace realmente felices nos permite disfrutar del viaje de la vida y apreciar el recorrido que hacemos a diario.

Y Diciembre aunque el mes de las festividades, a medida que se acerca el fin de año también es el mes donde solemos evaluar nuestro avance del año y empezar a pensar en lo que esperamos del próximo y nuevo año. Para algunas personas es un mes de celebración porque lograron las cosas que querían, sin embargo, para la gran mayoría es un mes de desilusión porque las cosas siguen igual que como empezaron.

Así que para estas personas que aún no han encontrado la forma de alcanzar sus objetivos del año y para los que aún buscan mejorar su metodología, aquí les traigo cuatro puntos a definir desde principio de año para lograr lo que te propongas:

1. Conoce la razón por la cuál es importante que logres esa meta

La metodología que he empezado a usar y qué me ha dado grandes resultados debido a que refuerza mi compromiso cada vez que la leo es, por cada meta, escribir y definir lo siguiente:

  • Descripción de la meta: ¿qué quieres lograr?. Ej: conocer nuevos destinos.
  • Resultados esperados medibles: ¿cómo vas a saber que lo lograste?. Ej: conocer 2 nuevos destinos en el 2018, específicamente,
    la catedral de Las Lajas y el parque arqueológico de Facatativá o la mina de sal de Nemócon.
  • Razón para completar la meta: ¿cuáles son los beneficios que vas a obtener?, ¿por qué es importante tener estos beneficios?. Este es el punto más importante así que piénsalo detenidamente porque si realmente no hay ningún motivo para hacerlo entonces ¿para qué el esfuerzo?.

    Ej: porque me encanta viajar y creo que explorar nuevos lugares es una de las experiencias más increíbles que ofrece este mundo. Además, me niego a posponer esto hasta mi vejez porque el mañana no está garantizado, así que, quiero explorar nuevos lugares todos los años.

  • Fecha límite: ¿para cuando debe estar o quieres que esté hecho?, ¿para cuando debes o quieres entregar resultados?, ¿por qué?.

    Ej: Entre Junio-Septiembre porque son las mejores fechas para tomarme unas vacaciones en el trabajo.

Es importante que estés comprometido(a) con tu meta. El compromiso es diferente a la motivación porque implica que haz tomado la decisión de conseguir este objetivo sin importar lo que pase, sin importar que el camino se ponga difícil, sin importar si debes intentarlo una y otra vez antes de ganar.

La motivación llegará una vez empieces a ver los resultados pero antes de eso debes estar comprometido para empezar a actuar por eso la gran importancia de tener un ¿por qué? potente, sin una razón potente que te diga “estos sacrificios valen la pena”, “este trabajo vale la pena”, te rendirás al primer obstáculo

“El compromiso es un acto, NO una palabra.”

Jean-Paul Sartre

Puedes comprometerte con hacer algo sin sentir la motivación de hacerlo. Por ejemplo, yo estoy comprometida con ir al gimnasio 3-4 veces por semana porque me ayuda con mi problema hormonal, a subir mis niveles de energía y ahora a mejorar mi desempeño en las carreras en que participo. ¿Crees que me dan ganas de ir al gimnasio a hacer ejercicio todos los días del año? la verdad es que no, hay muchos días (usualmente entre semana) que llego cansada de la oficina y sin energías para nada pero si estoy bien de salud entonces me presento al gimnasio, no hay excusa que valga porque estoy comprometida con mi salud.

Haz cosas por amor a ti mismo(a), nunca lo veas como un castigo. Siempre piensa en hacerle la vida más fácil y mejor a tu futuro yo.

2. Define la estrategia y los hitos más grandes

Empieza a empezar desde ya ¿cómo piensas conseguir objetivo?, ¿cuáles son los pasos más básicos que deberás realizar?. Si no tienes claro como lograr tu objetivo entonces empieza a investigar como otros han logrado lo que quieres o han completado proyectos similares para que te hagas una idea de la metodología que deberás utilizar y los recursos que necesitarás en cuanto a tiempo, dinero, habilidades.

Finalmente, define las grandes tareas que deberás completar para alcanzar tu meta. Por ejemplo, si seguimos con la meta del viaje, nuestros hitos pueden ser:

  • Estimar el presupuesto requerido.
  • Ahorrar y/o ganar el dinero necesario para tu viaje.
  • Comprar pasajes
  • Hacer reserva de estadía
  • Hacer el viaje

3. Remueve barreras

En tu plan de acción es importante que tengas en cuenta cómo piensas conseguir los recursos necesarios para alcanzar tu meta.
Haz un plan para obtener los recursos que necesitarás para tu plan de acción.

  • Si es tiempo, ¿a qué horas y que días vas a trabajar?, ¿cómo vas a evitar interrupciones?
  • Si es dinero, ¿piensas ahorrar?, ¿piensas ganar dinero extra?, ¿piensas conseguir prestado y si es así cómo lo pagarás luego?
  • Si es una habilidad, ¿piensas aprenderlo tu mismo?, ¿cómo? ¿libros, tutoriales, un curso?, ¿piensas asociarte con alguien que tenga esas habilidades?, ¿cómo conseguirás a esa persona?.

Haz la obtención de estos recursos parte de tu plan de acción. Empieza a crear un mapa de ruta para que tengas claro las tareas claves a realizar cada mes, trimestre o semestre.

4. Haz el trabajo

Por último y el paso más importante de todos es hacer. Define una fecha ya de cuando vas a empezar y cuál será tu primera acción. Empieza! cualquier acción funciona, ya luego irás ajustando por el camino.

Ahora, vale la pena recalcar que para lograr cualquier objetivo grande hay un elemento clave muy importante: la constancia. Entre más tiempo tomes acción hacia tus objetivos, estas acciones se volverán parte de tu rutina y por lo tanto será mucho más fácil con el tiempo realizar esa acción.

“Somos lo que repetidamente hacemos. La excelencia, entonces, NO es un acto SINO un hábito.”

– Aristóteles

Algo que le escuche a mi autor favorito, Tim Ferris, hablando sobre bajar de peso y parafraseando decía que “la buena dieta que sigues es mejor que la dieta perfecta a la que renuncias” y esto es algo que ha tenido un profundo cambio en la forma en que hago las cosas aumentando mi tasa de éxito. Básicamente, de lo que habla es que es mejor crear un plan bueno que puedas seguir a intentar hacer el plan perfecto que tiene tantos requisitos y tareas que renunciarás en unos meses máximo.

Revisa que te funciona mejor a ti, a mi por lo menos, me gusta empezar pequeño con unas pocas tareas básicas para agregar a mi rutina y a medida que voy dominando esas tareas entonces le agrego más y más cosas a mi rutina. En cambio, hay gente que prefiere aprovechar la motivación del inicio para empezar en grande y luego ir bajando la intensidad de las tareas.

Para la constancia, define un plan donde debas trabajar a diario, semanal o mensual hacia tus objetivos. A mi me funciona, por ejemplo, plantear tareas estratégicas (las que me acercan a mis objetivos) que debo finalizar cada semana porque prefiero trabajar los fines de semana en la mañana cuando tengo más energía y durante la semana laboral (lunes a viernes) preparaba lo que necesitaba para realizar las tareas estratégicas con más facilidad (ej: investigar como hacer el texto de una landing page) y asegurarme de tener el tiempo libre el fin de semana para dedicarme a trabajar sin excusas (ej: ir a comprar medicamentos el martes, salir con mis amigos el viernes o jueves en la noche, etc.).

“Los logros más valiosos son el resultado de muchas pequeñas acciones realizadas en una misma dirección.”

– Nido Qubein

En conclusión, si realmente quieres lograr tu meta entonces haz algo al respecto, si no tomas acción constante hacia tus objetivos entonces no lograrás nada y cuando digo constante hablo de todos los días, todas las semanas, todos los meses NO simplemente unos cuantos días.

No esperes hasta mañana, ¡ H A Z L O !

Una publicación compartida de La Bioguía (@labioguia) el

Comparte tu opinión