Lo que le diga es mentira

El mundo se divide entre los trabajadores independientes – o freelancers – y los trabajadores asalariados. Mientras la gran mayoría de las personas tiene un trabajo de oficina y cambia pocas veces de empleo en su vida; los freelancers debemos lidiar con la inestabilidad laboral y financiera. Pero, ¿cómo navegar en mares inestables de la mejor forma?

Supongo que si estás leyendo esto es porque, muy posiblemente, trabajas como independiente, es decir, eres freelancer y tienes presencia en las redes, ya sea a través de blogs, plataformas sociales, o ambas.
Seguir leyendo

Un mes más que se acaba y por tanto, acá les traigo otra colección de artículos interesantes que me he encontrado este mes:

  • ¿Tienes suficientes rebeldes en tu organización?

    “En última instancia la innovación es una cuestión de personas, hay personas que aceptan rápidamente las nuevas ideas y los nuevos retos, y son capaces de abandonar su forma de pensar anterior y adaptarse a la nueva situación, mientras que otras se aferran tenazmente al dogma imperante en la organización.

    […]

    Las personas rebeldes son gente de ideas, positivas, capaces de ver las cosas no por lo que son sino por lo que pueden llegar a ser, impulsadas a cambiar las cosas, y buscar nuevas posibilidades.”

    Seguir leyendo

El año pasado empece a participar en carreras de 10k y este mes mientras trotaba por las calles llegando al kilómetro 7 pensaba ¿qué locura es esta de participar voluntariamente para correr en círculos?, ¿qué me motiva a seguir participando en esta locura y peor aún, aumentando la distancia (este año correré mis primeros 15k)? y ¿qué atrae a tanta gente a mirar y animar a los que vamos corriendo por la calle?.

Aún así, cada vez que participo en una siento esta increíble emoción, energía y miedo por el viaje a emprender así como cada vez que elijo un nuevo camino en mi vida.
Seguir leyendo

Debido a la proliferación de las tecnologías que nos mantienen conectados todo el tiempo, muchas empresas han cogido esta mala maña de trabajar de corrido, es decir, de lunes a domingo y las 24 horas del día. Solo piensa, ¿alguna vez haz recibido un correo de trabajo en horario no laboral?.

Muchos trabajamos más de la cuenta y en ese mal hábito solemos olvidar que no se necesitan más horas sino mejores horas. 8-9 horas al días son bastante tiempo, equivalen a un tercio de nuestro día así que si somos eficientes no hay razón por la que debamos trabajar más tiempo.

Trabajar más horas continuamente es malo para ti y para tu empresa aunque no lo parezca al principio, con el tiempo esas horas extras acumuladas resultan en un mayor riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares y fatiga.
Seguir leyendo