Lo que le diga es mentira

Surfeando la web a fin de mes: 5 artículos sobresalientes en Octubre 2016

Hola! les traigo algunos artículos interesantes en la web para reflexionar y motivarnos.

  • La absurda relación entre empleados y jefes: muy buena reflexión sobre la relación nociva que puede haber en los departamentos administrativos de las empresas y sus consecuencias.

    Pero lo peor es no sabotear a la dirección, sino sabotearte a ti mismo. Dejar de perseguir la excelencia es dejar de crecer como profesional, porque la única forma de crecer es enfrentarse continuamente a nuevos retos y estar continuamente superándonos a nosotros mismos. Según la psicología positiva, una de las claves de nuestra felicidad es el sentimiento de progresión, ser conscientes de que estamos progresando y creciendo en determinados aspectos de nuestra vida, como el crecimiento profesional.

  • Guía para emprender

    El pesimista ve el vaso medio vacío, el optimista ve el vaso medio lleno y el emprendedor va en busca de más agua. O a hipotecar el vaso.

    […]

    Trabajo hay mucho, lo que no hay es empleo. En un contexto de muy alto desempleo y de condiciones laborales precarias, el emprendimiento es una posibilidad, en algunos casos concretos tomar iniciativa puede ser una solución personal contra el desempleo: si no encuentras quien te contrate crea tu propio puesto de trabajo.

  • 5 Consejos inusuales para emprender mientras trabajas: muy buen artículo para los que quieren emprender pero necesitan la seguridad de un sueldo por sus responsabilidades.

    Uno no puede ser emprendedor sólo 2 horas por día.

    Por eso hablamos de “emprendedores que por ahora tienen un empleo”, y no de “emprendedores a medio tiempo”. El paradigma emprendedor es muy útil en una oficina, y las oportunidades para mejorar aparecen a montones si sabemos verlas.

    Así, por ejemplo, puedes empezar a ver a tu Jefe como un Cliente. Al hacerlo desarrollarás la capacidad de entender los problemas de otros y cómo tu trabajo ayuda a solucionarlos.

    Si tu jefe es un cliente difícil, ¡mejor aún! Saldrás bien preparado. Puedes afrontar tu trabajo con la misma óptica: ¿cómo harías esa tarea si fuera parte de tu empresa? ¿qué puede optimizarse?

    […]

    Haz una lista de los conocimientos que quieres adquirir o las actividades que deseas perfeccionar y busca momentos en la Oficina para pulir ambas cosas.

    ¿En tu negocio futuro te gustaría dar charlas? ¡Ofrécete como voluntario para dar la próxima presentación del Proyecto en la Oficina y aprovecha la ocasión para pulir tu oratoria!

  • ¿Y Yo? ¿Por qué me hice autónomo?

    Porque pese a la cuota de autónomos, a la guerra continua con la Administración, a las jaquecas que producen los clientes, a las jaquecas que produce la falta de clientes, los pagos adelantados del IVA, las facturaciones, los impagos, las horas extras…. Pese a todo eso, la verdad es que nos encanta ser emprendedores.

    Es nuestro modo de vida, el que nosotros elegimos porque somos nuestro propio jefe. Con nuestro horario flexible (muchas veces demasiado flexible), mirando al riesgo a la cara solo para reírnos de él porque sencillamente estamos dedicando nuestro tiempo a lo que nos gusta, en lo que somos jodidamente buenos y nos vendemos mejor aún de lo que somos. Elegimos ser emprendedores porque no esperamos aplausos de nadie, cogemos una idea y la convertimos en un negocio, en una startup o en un proyecto con el único propósito de medirnos contra nosotros mismos y demostrar que somos capaces.

  • Si quieres liderar, no busques agradar a todo el mundo

    Reconozcamos algo: Los jefes que consultan en exceso encubren el miedo a tomar decisiones. “Si esto fracasa, al menos no estoy solo. Lo hemos decidido entre todos”, se puede pensar. Esta técnica puede ser adecuada en muchas ocasiones, pero si estás enfrentándote a una decisión estratégica o algo en lo que crees profundamente, hay que arriesgar a pesar de la soledad que eso implique.

Y por último, para los que estudian o tienen hijos estudiando, acá les dejo una pequeña reflexión:

Comparte tu opinión