Lo que le diga es mentira

Planeando tu futuro aplicando finanzas personales – 3 de 4

Este artículo hace parte de la serie Planeando tu futuro aplicando finanzas personales, puedes leer la serie desde el inicio en:

Una vez tienes claridad sobre tu situación financiera actual, haz salido de deudas mayores y haz empezado tu fondo de emergencia, es hora de que tomes los siguientes pasos hacia la consecución de tus sueños.

“El que no es ambicioso gana lo que le pagan y hace lo que le toca.” – Jurgen Klaric

Empieza a soñar en las cosas que quieres hacer o conseguir pero que aún no tienes el dinero suficiente para hacerlas realidad. Hazte las siguientes preguntas: ¿Cuales son tus objetivos? ¿Qué te gustaría comprar o hacer si el dinero no fuera un problema?. Aquí comparto algunas ideas:

  • Comprar una casa o carro
  • Tener una reserva de dinero para unas vacaciones o tu boda
  • Prepararte para el nacimiento de un hijo(a) o su educación universitaria
  • Asistir a un evento internacional

Estos objetivos son los que buscamos alcanzar en esta planeación de mediano plazo. La idea es armar un plan de gasto de forma consciente, ¿qué quiero decir con esto? pues que seas consciente de adonde se va tu dinero y sea un elección más que una obligación. Por ejemplo:

Costos fijos (50-60%)

Aproximadamente la mitad de tus ingresos se van en cosas como la renta, cuotas mensuales de deudas, facturas del hogar, membresía al gimnsaio, etc.

Ahorros (5-15%)

Este es el dinero que estará dirigido a alcanzar esas metas realidad. Tú decides de acuerdo a tu situación y lo que deseas que tan rápido la puedes alcanzar ya sea ahorrando más o menos del 10% recomendado.

Te recomiendo realizar el ejercicio de seguir tus gastos mensuales por 3 meses por lo menos y examinarlo a detalle a ver si encuentras algunos patrones de gastos innecesarios u oportunidades de ahorro.

Gastos personales (20-35%)

Hay que vivir y disfrutar el presente mientras nos preparamos al futuro, así que no tienes porque dejar de salir al cine o ir a comer, comprarte ropa, etc.,

Inversiones (5-10%)

Invertir es algo que a muchos le asusta porque pueden llegar a perder mucho dinero, sin embargo, también existen inversiones de bajo riesgo y que requieren de poco capital para empezar.

Las formas más sencillas de invertir es en inversiones a tiempo fijo como los CDTs o los fondos de inversión colectivos. Lo único que debes tener claro para saber si estás ganando o perdiendo dinero es que la rentabilidad de tu inversión sea mayor a la inflación.

Si apenas estas empezando, te recomiendo que empieces por ahorrar el 5 o 10% de tus ingresos mientras que ajustas tu presupuesto y estilo de vida para descontar cada vez una mayor cantidad de dinero mensualmente.

“La forma más rápida de doblar tu dinero es plegar los billetes y metértelos de nuevo en el bolsillo.”
– Will Rogers

Lo importante es que empieces desde ya, entre más joven empieces, menos esfuerzo requerirás en el ahorro para el largo plazo gracias al interés compuesto (en términos simples quiere decir que al re-invertir tus ganancias constantemente con el pasar de los años observarás un crecimiento exponencial de tu dinero en el largo plazo).

Comparte tu opinión