Lo que le diga es mentira

¿Nos estamos volviendo obsoletos debido a la tecnología y los procesos?

Desde hace un tiempo existe un debate sobre ¿cuál de los 3 pilares que componen la estructura organizacional de toda empresa es más importante: las personas, los procesos o la tecnología?.

El argumento que apoya a los procesos indica que si se tienen buenos procesos en una empresa no se requiere de gente excelente ni altamente calificada para cumplir con los estándares y calidades de productos y/o servicios de la empresa y el desempeño de una persona con excelentes capacidades será igual al de una persona con pocas o buenas capacidades.

Examinando el anterior argumento, si el proceso es bueno y no hay diferenciación en el desempeño de una persona excelente con una buena o adecuada quiere decir que seguramente el proceso no requiere de creatividad ni sufre de grandes incertidumbres, es decir, con la ejecución correcta de los pasos siempre se obtendrá el resultado deseado tendría que decir que la tecnología es aún más importante que las personas porque el desempeño de una máquina será mucho mejor y más consistente para labores predecibles.

Sin embargo, creo que en estos momentos las empresas diferenciadas son las que innovan constantemente de forma que aumentan cada vez más el valor agregado a sus clientes y en ambientes que requieren de alta innovación el ser humano es una pieza clave donde los procesos y la tecnología están ahí para ayudarlo a conseguir más pero no son capaces de reemplazarlo. Las empresas de ahora requieren de la creatividad constante de su talento humano para innovar y tener la posibilidad de diferenciarse en el mercado.

Desde el siglo 17, la tecnología ha ido reemplazando los trabajos que los humanos hacemos: las habilidades artesanales fueron reemplazadas por fabricas con lineas de producción humanas en la era industrial y estas personas han sido siendo sustituidas por máquinas desde entonces.

No obstante, en esta época la rapidez con la que se crean nuevas tecnologías es increíble y esta alta tasa de cambio también implica grandes cambios en la fuerza laboral. Por lo anterior, notamos que muchos trabajos están desapareciendo y muchos otros desaparecerán en próximos años como los taxis o conductores de camiones, por ejemplo, con los carros que se manejan solos en los cuales empresas como Google y Uber ya están trabajando.

En los próximos años todos los trabajos que sean rutinarios o impliquen trabajo repetitivo – mental o físico – estarán en riesgo de ser eliminados debido a la automatización. Adicionalmente, muchos trabajos que requieren conocimiento especializado podrán volverse simples con la automatización, por ejemplo, en la medicina existen muchos proyectos de nuevas tecnologías que apoyen a los médicos en la interpretación de resultados de exámenes médicos como las radiografías.

La tecnología nos está quitando trabajos y eso está bien! es más, es excelente!. Aunque a muchos empleados nos de miedo este cambio, la realidad es que todas las empresas necesitarán gente excelente para permanecer en el top del mercado pero estoy de acuerdo en que no se le debe desgastar con cosas que pueden solucionarse con software u otra tecnología mediante un proceso bien definido.

Si una empresa permanece en el status quo, eventualmente, dejará de ser relevante para el mercado … solo hay que ver empresas como BlackBerry o Myspace que en un tiempo fueron muy populares, no lograron adaptarse lo suficientemente rápido a un mercado altamente cambiante como el que enfrentamos ahora. Es aquí donde entran los nuevos trabajadores, las empresas que contraten trabajadores ágiles con la capacidad de adaptarse a nuevas tecnologías y a un entorno cambiante son las que se posicionarán como los lideres en el mercado.

En este mundo de transformación constante, los negocios deben reclutar personas con gran habilidad de adaptación y motivación para aprender por encima de habilidades duras (conocimiento en excel, SPSS, PHP, etc.) porque con el pasar de los años estos conocimientos pueden volverse obsoletos. Construir una cultura organizacional que acoja el cambio y reconozca la innovación como parte obligada de su visión es imperativo para el éxito de toda organización.

Debemos cambiar la mentalidad por una que entienda que la tecnología y los procesos trabajan para nosotros, para facilitarnos el trabajo y complementarnos en las áreas donde tenemos falencias. Nos estamos moviendo hacia un futuro donde Las personas nos encargaremos de solucionar nuevos problemas y monitorear procesos e ir al rescate cuando haya imprevistos.

Muchos trabajos cambiarán debido a las nuevas tecnologías que estarán disponibles y lo que debemos hacer es pensar en como podemos aprovechar esas nuevas tecnologías para resolver problemas cruciales, por ejemplo, para solucionar el problema de que la gente tiraba la basura a la calle, en Turquía, crearon una máquina expendedora que a cambio de botellas reciclabes da comida para perros de la calle:

Esta innovación y creatividad para resolver problemas a partir del conocimiento de la nueva tecnología, son las cosas que agregan valor y que seguirán siendo irremplazables durante los años. Los humanos somos superiores en los trabajos que requieren creatividad, emprendimiento, habilidades interpersonales e inteligencia emocional y muchos de los nuevos trabajos creados requieren y requerirán de estas habilidades como, por ejemplo, el community manager que para los que no conozcan, ahora hasta la alcaldía de Bogotá contrató youtuber:

Además habrá trabajos que aunque se puedan automatizar, el ser humano puede darle un giro adicional con su creatividad que le guste al mercado, por ejemplo, los muebles hechos a mano que a veces tienen detalles más deseados que sus contra-partes hechos en fábrica de forma masiva.

En conclusión, por todas las carreras y trabajos que se acaben debido a la automatización, también habrán unas nuevas carreras y profesionales requeridos por el mercado. Sin embargo, el sistema educativo sí necesita actualizarse para responder a lo que la sociedad necesita porque actualmente se nos prepara para trabajos que ya no existen o dejarán de existir una vez graduados pero no se enseñan las habilidades relevantes para los trabajos del futuro (aprender a aprender, solución de problemas de forma creativa y habilidades blandas).

Comparte tu opinión