Lo que le diga es mentira

Los verdaderos emprendedores crean empresas de valor

En los últimos años ha crecido exponencialmente la cultura del emprendimiento, con películas como The Social Network (Las redes sociales) sobre la creación de facebook, y la cantidad de fotos en redes sociales de emprendedores llenos de lujos se ha creado la idea de que ser emprendedor es el camino hacia la libertad y el dinero.

Y si, es verdad que una idea podría llegar a hacerte millonario pero también es verdad que el camino para ejecutar esa idea de forma exitosa es largo y duro y muchos de los emprendedores exitosos han trabajado por varios años y largas horas para llegar a donde están ahora. Hay dos fenómenos que se ven comúnmente debido a esta idea errónea: el primero son las personas fascinadas por levantar capital en lugares como Silicon Valley y en segundo lugar, en el lado opuesto, las personas que aprovechan la facilidad con que se puede empezar un negocio gracias a internet pero que realmente no tienen lo que se necesita para emprender.

Lo que tienen en común este tipo de personas es que están detrás del dinero, toda su motivación para emprender es hacer “dinero rápido” cuando la motivación del verdadero emprendedor es construir productos u ofrecer servicios que la gente use y que ayuden a cambiar el mundo, es decir, están detrás de mejorar las vidas de las personas o el planeta.

No hay que ver el levantamiento de capital como un logro, lo mejor es no levantar dinero con inversionistas terceros para no perder porcentajes de participación de la empresa que inicias. Los mejores emprendedores son capaces de construir un verdadero negocio, con ingresos reales y clientes reales y para eso debes agregar valor a tus clientes.

Si crees que obligatoriamente necesitas conseguir mucho dinero para empezar, piensa otra vez… la mayoría de emprendedores de verdad encuentran la forma de empezar sus negocios con los recursos que tienen a la mano. Algunos ejemplos interesantes son:

  • Zappos empezó como un sitio web simple con fotos que el fundador (Nick Swinmurn) había tomado de tiendas locales y sus precios y cuando alguien compraba un par de zapatos, simplemente iba a comprarlos en la tienda local y los enviaba al cliente.
  • GoPro fundada por Nick Woodman, quién para iniciar su empresa tuvo que mudarse con sus padres y hacer todo tipo de trabajos como vender cinturones y manejar camiones para poder diseñar su primer producto.
  • GitHub, fundada en el 2008 por Chris Wanstrath, Tom Preston-Werner y PJ Hyett, y la cual empezó como un proyecto de fin de semana donde sus creadores tenían trabajos secundarios e incluso Tom tenia trabajo de tiempo completo para conseguir los ingresos necesarios para financiar los costos de la empresa en sus inicios.
  • Dell, los computadores, fue creada por Michael Dell cuando todavía asistía a la Universidad de Texas, trabajando desde su dormitorio en el campus de la universidad y recolectando dinero de su propia familia.

Estos emprendedores salieron adelante por su cuenta. No permitieron que la falta de capital ni equipos los detuviera para empezar porque realmente creían en su idea y estaban motivados por resolver un problema o necesidad (agregar valor) por lo cual no tuvieron miedo de invertir sus recursos (tiempo y dinero) en desarrollar sus ideas.

Si quieres hacer dinero, hay muchas formas de lograrlo pero si quieres construir algo sostenible e importante entonces emprende creando empresas que de verdad aporten valor, empresas que al preguntarle a sus clientes ¿realmente mis servicios o productos te están haciendo la vida mejor o más fácil? obtengan una respuesta positiva.

Una empresa importante y que sea valiosa para el mundo debe tener dos puntos claves:

  1. Ser rentable: un negocio no es viable si lo único que da es pérdidas.
  2. Agregar valor: un negocio debe agregar valor siempre que pueda y a tantos actores de su grupo de interés como pueda (empleados, clientes, comunidad local, etc.).

Una empresa no debe olvidar que lo primordial es agregar valor. Muchos gerentes al manejar una empresa grande, se enfocan tanto en la optimización de costos y obtención de ingresos que a veces pierden el norte (ej: una marca de ropa que al crecer cambia sus telas por menor calidad para maximizar ganancias) sobre lo que es realmente importante: la misión con la que empezó la empresa.

“La única cosa que siempre tendrá valor es si entiendes a las personas y tratas desesperadamente de encontrar la forma de proveer más valor que el que estás pidiendo a cambio (precio).”

– Gary Vaynerchuk

El fracaso del emprendimiento en la vida real es tan cotidiano que es solo esa misión, esas ganas de atender un problema o necesidad, las que te harán salir adelante después de meses de trabajo con pocos resultados. Son esas ganas de resolver un problema o de aportar valor para hacer el mundo un poco mejor lo que te hará seguir intentando y pensando en nuevas formas (productos y/o servicios) de entrar al mercado.

Porque es muy difícil, por no decir imposible, que a la primera vez salga el proyecto a la perfección especialmente cuando no se tiene experiencia previa. Sin embargo, lo que cualquier emprendedor si tiene por seguro es que en algún momento tropezará, caerá y tendrá la necesidad de volver a levantarse.

Comparte tu opinión