Lo que le diga es mentira

Lo que la situación en venezuela nos enseña de finanzas personales

Todos hemos escuchado algo sobre la situación en Venezuela recientemente, los venezolanos están pasando por la peor crisis económica de su país:

  • Inflación altísima.
  • Devaluación de la moneda local (bolívar).
  • Escasez de comida, medicinas y artículos de aseo personal.
  • Pérdida de profesionales con talento que están migrando a otros países en busca de oportunidades.

Esta situación se generó debido a factores como el gasto masivo del gobierno, la caída de los precios del petróleo, la corrupción del gobierno, entre otros a lo largo de los años.

De toda esta situación se pueden aprender 3 lecciones para ayudar a prevenir crisis en nuestras finanzas personales:

  1. Hay que aprender a gastar menos de lo que se gana

    Venezuela fue un estado derrochador… la realidad es que aunque todos quisiéramos un mundo ideal donde el gobierno nos asegura un techo, educación, comida y salud no es viable actualmente. Financiar cualquiera de estos servicios para toda una población es super costoso por lo cual toca hacerlo con cabeza.

    Igualmente, en nuestra vida personal aunque queramos tener de todo ahora mismo, la realidad es que muchos no tenemos el presupuesto para costearlo. Por esto, es importante tener paciencia e ir dándose los gustos que uno puede pagarse mientras trabajar para poder costearse los demás lujos que quiera.

    Y si, puede que solo este hábito no te haga millonario, pero si no lo aprendes nunca serás millonario ni lograrás la libertad financiera porque solo sabrás derrochar dinero y adquirir más y más deuda.

    Venezuela tuvo una buena época gracias a las masivas reservas de petróleo y los altos precios por la demanda del mismo pero en vez de aprovechar los buenos años para construir una base sólida y sostenible de otras fuentes de ingresos, el estado se dedico a derrochar y hasta a regalar petróleo. Por lo anterior, cuando llegaron los tiempos difíciles (el precio del petróleo cayo), esto resultó en la ruina financiera del país siendo que su principal (y casi única) fuente de ingreso era el petróleo.

    Como dicen: “No hay mal que dure 100 años, ni cuerpo que lo resista”, bueno pues, la realidad es que no hay bien que dure para siempre tampoco por eso es importante guardar algo para los tiempos de crisis o las emergencias.

  2. No hay que endeudarse por encima de nuestros límites a menos que sea para invertir

    Venezuela adquirió deudas a montón para seguir derrochando el dinero y ahora no es nada sencillo para el gobierno adquirir nuevos préstamos que lo ayuden a salir de la deuda. Adicionalmente, la nacionalización constante de las empresas ha espantado a la inversión extranjera.

    Aunque de vez en cuando para para cumplir un sueño antes o cumplir con un objetivo personal como pagar la educación, una moto o unas vacaciones espectaculares decidimos endeudarnos, toca hacer la compra a conciencia, es decir, realmente analizar cuanto nos vale incurrir en la deuda (a veces se termina pagando hasta el 20-50% más del precio) y si tienes un plan realista para devolver el préstamo. Las deudas principales a huirles son las de las tarjetas de crédito que generalmente tienen intereses bastante altos.

    Ahora, la deuda de inversión es diferente en el sentido de que si hacemos un buen trato (la tasa de interés a pagar es menor que la rentabilidad a obtener) entonces puede ser rentable endeudarnos pero no se lo recomendaría a alguien que no sabe lo que hace.

  3. Diversificar los ingresos

    Como ya mencioné, Venezuela se dedico a vivir solo del petróleo (alrededor del 90% del total de su exportación) y cuando llego la crisis del petróleo no tuvo con que más apoyarse para seguir pagando sus deudas e importando comida, medicina y demás esenciales para sus ciudadanos.

    Muchas personas solo tienen un único empleo y no hacen inversiones ni recolectan ahorros, lo que los hace totalmente dependientes de su salario pero si en algún momento a tu empresa le va mal y le toca echarte ¿cuál es tu plan de respaldo?, ¿si eres capaz de aguantar por lo menos varios meses hasta encontrar otro trabajo?.

    No se equivoquen, si debemos enfocar nuestro tiempo y energía en lo que mejor hacemos y nos da mayores ingresos. Sin embargo, somos muy vulnerables a una mala vuelta del mercado con una única fuente de ingreso.

    Adicionalmente, aunque invertir en nuestra propia carrera profesional, con el fin de asegurarnos que tenemos las habilidades que realmente esta pidiendo el mercado actualmente en caso de requerir buscar trabajo, así como, mantener activa nuestra red de contactos.

Ahora, si ya estamos en una crisis ¿Qué hacemos?. Los venezolanos viven actualmente una hiperinflación, es decir, el valor adquisitivo de la moneda local ha perdido valor de una forma exageradamente rápida. ¿Qué hacer para sobrellevar esta situación?

Lo primero es reconocer que estamos en crisis y por tanto es importante empezar a eliminar los gastos que no sean realmente necesarios, es decir, ajustar nuestro estilo de vida por uno más prudente. En el caso de los venezolanos, también tratar de adelantarse y comprar cosas necesarias y durables que en unos meses puedan estar mucho más caras.

Así mismo, buscar eliminar deudas, tener un fondo de emergencia (no necesariamente efectivo, puede ser en tarjetas de crédito confiables) y si tienen un capital adicional entonces invertir en activos que no se devalúen con la inflación, generalmente, divisas extranjeras.

La situación de Venezuela es muy triste y dura, el pueblo es el que paga lo que ha hecho su gobierno y la verdad no hay persona por muy buena que sea que pueda sacar rápidamente al país del hueco donde están metidos. La recuperación de Venezuela será dura y larga una vez inicie, pero su pueblo es fuerte y está actualmente luchando por cambiar esa situación.

Ahora, ¿qué hacer para ayudar a los venezolanos? bueno a los que nos interesa (y me incluyo porque yo tengo familia allá), lo mejor que podemos hacer además de distribuir información real de la situación en el país es donar a programas y ONGs como Ayuda Humanitaria Venezuela o Primeros Auxilios UCV.


Actualización: Me indica Carlos Cremades que para los que se encuentren en Valencia, España y quieran ayudar, en la iglesia San Juan del Hospital, realizan encuentros con venezolanos y ayudas constantemente.


Fuerza Venezuela!

Comparte tu opinión