Lo que le diga es mentira

Cómo planear tu tiempo y optimizarlo

Hay quienes dicen que en los tiempos modernos las 24 horas del día ya no son suficientes para realizar todas las actividades que nuestras rutinas nos exigen. En verdad la cuestión no es que las horas del día sean insuficientes, sino que su improductividad  nos perjudica toda la agenda. La mala administración del tiempo, haciendo que muchas horas del día sean inactivas o mal utilizadas, es el gran mal de la población, que de hecho tiene muchas cosas que hacer y se compromete a realizar tareas sin planearlas posteriormente.

Para bien utilizar nuestras horas y no desperdiciar tiempo demás con actividades que pueden ser terminadas en pocos minutos, lo más importante es planear cada parte del día. Estar consciente de las actividades que de hecho necesitamos ejecutar y las que podemos designar a otros es un buen comienzo. Muchas veces dejar en manos de otros algunas obligaciones que tenemos, en un principio como nuestras, nos ayuda a dar prioridad para lo que no pueda ser hecho por nadie más. Entrenar y enseñar a terceros puede tomarnos mucho menos tiempo, además de preparar a  la otra persona.

También es muy interesante revisar la agenda y tener en cuenta las actividades que pueden ser sustituidas por otras que resulten en el mismo fin, pero tomándonos menos tiempo. Las compras de muchas de las cosas que no podemos dejar de adquirir en el día a día pueden ser hechas por medio de tiendas online, y el simple hecho de no haber que salir de casa, ni preocuparse con el tiempo en el tráfico y en las filas de pago, ya nos reservan muchas más horas para las otras cosas del día. Hacer las compras de supermercado, papelería o de pasajes de avión, por ejemplo, en e-commerce es seguro y práctico.

En el planeamiento de las actividades hay que ser objetivo al seleccionarlas y agruparlas de acuerdo con su importancia y urgencia. Separar el tiempo que se cree necesario para cada una sin dejar grandes intervalos entre una y otra, además de tener en mente cómo reaccionar en el caso de imprevistos en el plan inicial, son actitudes que ayudan con las resoluciones de falta de tiempo.

Comparte tu opinión