Lo que le diga es mentira

Cómo desarrollar tu plan de desarrollo profesional

Cuando somos niños nos hacen una pregunta crucial en nuestra vida: ¿que quieres ser cuando seas grande?, luego al graduarnos del colegio nos vuelven a preguntar ¿que carrera quieres? y en los últimos semestres de la universidad nos hacen elegir muchas veces ¿cual especialidad/línea/tema te inclinas? ¿a que te quieres dedicar? pero por algún motivo una vez empezamos a trabajar parece que nos olvidamos de esta pregunta y a medida que tropezamos con oportunidades las tomamos o las dejamos pasar hasta que en algún momento nos preguntamos ¿donde dimos la vuelta que no era? o en el mejor de los casos habremos llegado a una profesión que disfrutamos.

Sin embargo, sin importar el momento en que te encuentres con tu trabajo es importante salir del día a día y reflexionar sobre lo que queremos profesionalmente (con el plan de desarrollo profesional) e incluso en las diferentes áreas de nuestras vidas: finanzas, salud, relaciones, espiritualidad, diversión, etc. (con un plan de desarrollo personal). Tener una visión clara nos ayuda a mantenernos en el camino correcto para asegurar que no terminemos haciendo cosas que no tienen nada que ver ni apoyan nuestros sueños.

El plan de desarrollo profesional consta de 3 pasos que nos ayudarán a tomar acción para alcanzar nuestro ideal:

1) Visión

En este primer punto se vale soñar… todavía no te preocupes de cómo vas a lograrlo, solo piensa en lo que quires: ¿donde te ves en 2 años? y ¿done te ves en 5 años?. Si no tienes tan claro lo que quieres hacer, las siguientes preguntas te pueden ayudar a hacerte una idea:

  • ¿Te gusta tu estilo de vida actual? ¿Que cambiarias? ¿Que disfrutas?
  • ¿Que te gustaría hacer hoy si el dinero no fuera un problema? ¿a que te dedicarias?
  • ¿Que te gusta hacer en el trabajo? ¿en tu tiempo libre? ¿que es lo que más te apasiona?
  • ¿Cuanto dinero te gustaría ganar? ¿estas bien con lo que ganas?
  • ¿Que condiciones de trabajo te gustaría tener? ¿Que beneficios? ¿Que cultura organizacional?

Una vez tengas una lluvia de ideas, seguramente tendrás una mayor claridad sobre lo que quieres a futuro, ese trabajo soñado al que quieres llegar o tal vez, si ya llegaste, que quieres mantener. En este punto deberás describir ese trabajo soñado lo más especifico que puedas, ¿tipo de trabajo, profesión o emprendimiento?, tal vez, ¿industria(s) en la que te gustaria trabajar?, ¿beneficios que definitivamente debe tener (trabajo remoto, 45 horas semanales sin sábados, afiliaciones, etc)?. Recuerda siempre tener metas S.M.A.R.T.

2) Identificación de oportunidades de mejoras en tus habilidades

Este paso busca determinar todas las habilidades que requieres para conseguir tu visión, ¿cuál es tu situación actual vs tu situación ideal?. Para esto, requieres hacer una investigación inicial del mercado y de lo que se requiere para alcanzar lo que quieres hacer. Por ejemplo, si en tu visión quieres llegar a ser gerente de proyectos de construcción entonces busca en diferentes portales de empleo ¿que habilidades requieren en las ofertas laborales? o tal vez puedes navegar por portales como linkedin y buscar personas con un perfil similar a lo que estas buscando ¿que habilidades tienen estas personas? o si ya te encuentras en esa posición ¿que habilidades requieres mejorar?.

El resultado de esta investigación es generar un listado de habilidades a mejorar o desarrollar y certificaciones o títulos que requieras:

Habilidades duras (técnicas)
Gestión de Proyectos
MS Project
Habilidades blandas
Comunicación verbal
Liderazgo

3) Plan de acción

Ahora que tienes identificado todo lo que necesitas para lograr tu visión es hora de plantear las acciones requeridas para disminuir la brecha que existe entre tu situación actual y la de tu visión. Este tipo de acciones incluyen:

  • Educación: cursos, posgrados, certificaciones, autodidacta (libros, cursos en línea, etc.)
  • Mentores: conseguir gente a la que admires, tenga un perfil similar al que quieres o simplemente que te puedan aportar en las habilidades que requieres y de los que puedas aprender es clave para nuestro desarrollo. Puede ser alguien de tu oficina, vida personal o incluso alguien a quien sigas en línea.
  • Red de contactos: crecer tu red de contactos asistiendo a eventos, conferencias, seminarios puede mejorar tus probabilidades de conseguir una oferta de empleo, un mentor, nuevos negocios y buenos amigos.
  • Visibilidad: pedir a tu jefe más responsabilidad, aplicar a convocatorias internas, crear un blog, pulir tu hoja de vida, actualizar tus perfiles en portales de empleo o portales como linkedin, enviar hojas de vida o aplicar a ofertas de trabajos que te interesen también son importantes si tu objetivo es conseguir entrevistas o nuevas oportunidades.

Recuerda darle un rango de tiempo o fecha limite a cada una de las actividades de tu plan, así como hacer un seguimiento semanal o mensual de tus acciones para asegurar que realmente estás trabajando sobre tu plan de desarrollo profesional.

Vale la pena aclarar que este plan no está escrito en piedra y por tanto es bueno revisarlo constantemente (cada 6 meses) para asegurar que aún te interesa la visión planteada o ajustarlo en caso de que tus prioridades, gustos, entre otros hayan cambiado con el tiempo.

Comentarios

Comparte tu opinión