Lo que le diga es mentira

El emprendedor suele preocuparse, en general, por cuestiones que conciernen a su negocio, pero es cierto que hay cuestiones que tratan con más intensidad que otras. En este caso, el hecho de ser un buen líder no adquiere la importancia que realmente tiene. Pero es que no somos conscientes de que para tener éxito en un negocio, si no lideras a tu propio equipo, por mucho que luches para sacar adelante tu negocio, acabarás fracasando.

Ser líder es una habilidad que pocos nacen con ella. Pero, tranquilos, puedes entrenarte a ti mismo y desarrollarla para ser más efectivo y motivar a los que te rodean. Las habilidades y actitudes necesarias para conducir a tu equipo en la dirección correcta son sencillas y se pueden desarrollar sin dificultad. Os voy a enseñar algunas claves para ser un buen líder, ya seas el jefe de una gran empresa como el dueño de una pequeña.

equipo
  1. Creación de estatutos

Es importante que los subordinados acepten a la persona que lleva el mando. Pero, en ocasiones, cuando alguien ocupa el mando de jefe, no se convierte en líder, solo ocupa ese lugar. Y por mucho que ocupe ese lugar, eso no quiere decir que lo sea. El gran inconveniente es que esas personas que están a su cargo no van a dar el 100% y será una obligación para ellos seguir al jefe porque es su trabajo y no tienen más remedio. El problema de muchos jefes es que piensan que por tener el estatus, sus trabajadores le van a seguir, cuando la realidad es bien distinta.

Es importantísimo crear acuerdos donde se establezcan los logros que va a conseguir el equipo y cómo trabajarán para conseguir los resultados que se desean obtener. Teniendo en cuenta que los acuerdos irán cambiando dependiendo del crecimiento de la empresa y de las necesidades del equipo.

  1. Conectar con las personas

Un buen líder debe relacionarse con las personas, escucharlas, aprender de ellas, y ser serviciales. Cuando el líder actúe de esta forma, entonces las personas empezarán a seguirle porque realmente quieren y no por obligación (porque tienen un sueldo). Es una gran satisfacción ser el jefe y que la gente te quiera.

Seguir leyendo

Lo único que está entre tu meta y tú, es la historia que te sigues contando a ti mismo de por qué no lo puedes lograr

* Imagen encontrada en El124

Este fin de semana me vi “El lobo de Wall Street”, película basada en la vida de Jordan Belfort y su historia camino al éxito y posterior caída en el mundo de los negocios.

Debo admitir que no es una película para todos al ser muy gráfica. Sin embargo, detrás de la vida excesiva de un millonario y sus actividades ilegales, hay un grupo de lecciones de ventas y negocios muy interesantes.

1. Oferta y demanda

En la película, Leonardo Di Caprio (Jordan), le enseña su primera lección a su equipo de ventas al sacar un bolígrafo y decir “véndeme este bolígrafo”.

Como se ve en la escena, luego de varios intentos, uno de los personajes toma el lapicero y le pide a Jordan que escriba su nombre en una servilleta. Dado que Jordan no tiene con que escribir y debe pedir por un lapicero, se hizo la venta.

Lo que paso es que el personaje, reconoció una necesidad, Jordan quedo sin bolígrafos y creo una urgencia al pedirle que escribiera su nombre. En ventas, estas dos cosas son claves, reconocer una necesidad y crear un sentido de urgencia para convencer a alguien que debe comprar ese producto.

Jordan hacia un gran trabajo con su discurso, pintándole a sus clientes grandes posibilidades si le compraban y creando un sentido de urgencias mencionando que era una oportunidad única y un negocio que podía perder si el cliente se lo pensaba dos veces.

2. La percepción lo es todo

Algo que Jordan sabia hacer muy bien era venderse a si mismo, tanto para buscar trabajo como cuando empezó su propio negocio para venderse a sus clientes.

Siempre vístete para el trabajo que quieres, Jordan actuaba como un profesional serio y una persona de poder y la gente lo veía como una persona exitosa y segura de si mismo. Decide como quieres que otros te vean y luego preséntate de la forma adecuada para que te vean tal cual quieres.

La clave para que te compren es dar confianza. Tus clientes no te conocen ¿cómo haces que confíen en ti? En la película el equipo que Jordan armo sonaba como gente seria y profesional y además, pedía una pequeña compra de muestra para que el cliente no sintiera que el negocio era de alto riesgo.

En una entrevista de trabajo, ¿como haces que confíen en ti?, vístete de forma profesional, habla de forma segura y cuenta alguna historia que resalte tus logros, éxitos, problemas que hayas resuelto, responsabilidades y resultados, en fin, tu habilidad de hacer el trabajo bien.
Seguir leyendo

  • Cómo trabajar menos y ser más productivo

    “Zwelling señala que prefiere contratar a empleados que tengan pasatiempos fuera del trabajo. Los hace más eficaces en la oficina, afirma, ya que quieren tener tiempo extra para sus intereses personales. El ejecutivo lidera con el ejemplo, explicando a todos los empleados recién contratados que trabaja arduamente mientras se encuentra en la oficina, lo que significa no perder el tiempo en las redes sociales o navegando por Internet.”

  • Yo no te pago por pensar

    “Liderar en la actualidad debe ser algo colectivo y grupal. Una persona que ocupa el puesto de jefe tiene poder por la posición que ocupa, pero eso no le hace líder. Para transformarse en líder debe dar valor a toda su red de colaboradores internos. Un jefe no es nada sin sus trabajadores porque todos aportan su granito de arena para permitir que la empresa alcance sus grandes éxitos.”

  • Evolucionando de Jefe a Líder

    “Esto es el ADN de un líder, su función es bajar de la cima y encontrar seguidores para sumar a los proyectos, pero, eso implica asumir la responsabilidad de guiar.”

  • Liderar es Distinto de Incordiar

    “Seamos serios, por favor. La mayoría de la gente no necesita ni que la motiven, ni que la inspiren, ni que la transformen ni que la innoven… Lo único que la gente necesita es que le digan claro qué se espera de ellas, para qué va a servir que lo hagan y que se trate de algo coherente y con sentido. La gente necesita que le den los medios para hacer lo que le piden y plazos razonables para poder hacerlo con un mínimo de calidad.

    […]

    En resumen, la gente necesita, sobre todo, claridad, recursos y que la dejen trabajar en paz.”

  • Las 10 lecciones de Silicon Valley

    “El éxito emprendedor está compuesto por un 50% de networking.”

Y, si tienes ganas demás, de ñapa recomiendo para bloggers: Cómo conseguir clientes con tu blog.

  • ‘Colombia necesita más y mejores jefes’: experto en liderazgo

    ¿Dónde está el secreto para ser un buen líder?

    Primero hay que decir que las personas asocian líderes con la gente que está allá en el cargo, pero líderes somos todos, en la familia, en la propia vida, en esos proyectos grandes personales. Otra cosa es cuando uno empieza a liderar cargos en la organización y lo nombran gerente, jefe lo nombra alguien pero líder lo nombra quienes lo siguen. No existe el título de líder otorgado por alguien en especial, ese título se lo dan quienes confían y creen en él.

  • ¿Más resultados? Sube el peso de tus tareas

    He aquí un agujero negro en la productividad de muchas personas: cada vez tenemos más tareas basura, microtareas y tareas mini. Cosas que nos mantienen muy ocupados, que no nos hacen parar ni un minuto, que llenan nuestro horario de principio a fin, y que nos transmiten la falsa creencia de que avanzamos mucho. Son, junto a las falsas urgencias, uno de los engaños con los que convivimos en el trabajo.

  • Ocho consignas que debería seguir un jefe “excelente”

    Muchos jefes consideran que su empresa es una máquina repleta de engranajes encarnados en empleados y, en consecuencia, crean estructuras rígidas con normas poco flexibles, explica James.

    Los buenos jefes conectan a su equipo a través de un objetivo común pero los jefes de éxito ven a su empresa como una colección de esperanzas y sueños individuales, todos conectados por un objetivo o una meta común que los supera como individuos.

  • Entrevista a Pedro Serrahima, CEO de PEPEPHONE

    Allí [en las redes sociales] todos somos iguales. Los pequeños y los grandes.

    Hemos pasado del poder de la publicidad masiva (“sólo importa lo que dices que haces, aunque no lo hagas”) al poder del individuo y lo real (“no importa lo que dices, la gente verá lo que realmente haces”).

  • ¿Sabes cómo desarrollar una mente fuerte?

    Especialmente en la economía actual, los ejecutivos y empleados de todos los niveles están reconociendo que el mundo no les debe un sueldo, un paquete de beneficios y una vida cómoda, sin tener en cuenta su preparación y educación. Las personas mentalmente fuertes entran en el mundo preparadas para trabajar y tener éxito por sus méritos , en todas las fases del juego.

Y, como ñapa, te dejo algunos consejos de una start-up para conquistar el mundo, que disfrutes la lectura! 😉

Hay gente que entra a un cuarto y demanda atención inmediata, todos levantan la mirada hacia la persona que acaba de ingresar, eso es lo que se llama tener presencia. Son personas que parecen cautivar la atención de todos los que se les atraviesan.

No se si alguna vez has ido a un concierto de Marc Anthony (que por cierto, hay boletas para el concierto de Medellín en Ticketbis), yo he ido a verlo varias veces y es increíble la presencia que tiene en el escenario. A uno se le olvida que está viendo a un hombre re-flaco cantando por la gran presencia que tiene, siempre cautiva y emociona al público.

Todos reconocemos fácilmente a una persona que tiene “presencia”, sin embargo puede ser difícil determinar cual es esa característica – ese je ne sais quoi – que nos llama la atención o nos interesa.

La presencia es un elemento clave del carisma y el carisma importa mucho, al punto que nos puede dar una ventaja competitiva para atraer y conservar la atención de otras personas, así como para hacer que se interesen en nosotros. Teniendo esto en cuenta, tener una buena presencia puede ayudarnos en una entrevista de trabajo a dejar una fuerte primera impresión o a cautivar una audiencia en una reunión de trabajo.
Seguir leyendo

El lugar de trabajo está empezando a cambiar drásticamente en distintos lugares del mundo pero, ¿está el departamento de recursos humanos al tanto de las oportunidades y desafíos que presentan las nuevas tendencias?

Acá quiero compartir una pequeña mirada a las nuevas tendencias para el 2014 y examinar el posible efecto para el departamento de talento humano.

1. Cambio de prioridades. Demanda creciente de un balance entre la vida laboral y la vida personal.

Las prioridades de la generación que está llegando al lugar de trabajo son muy diferentes a las de la anterior generación, ya no se quiere simplemente un trabajo seguro que nos permita llegar a la pensión sino que muchos prefieren un balance entre su vida laboral y personal mientras que le dan gran importancia al desarrollo de sus carreras.

Para las generaciones más jóvenes, la búsqueda por tener y disfrutar de la vida por fuera del trabajo es super importante y las empresas están empezando a acomodarse a estas necesidades. Cada vez más empresas están permitiendo el uso de tiempo flexible en la hora de entrada y salida dentro de cierto rango de horas, además, cada vez hay más posibilidades para que los empleados puedan trabajar de forma remota.

Un ejemplo de este tipo de políticas en las empresas es la posibilidad que tienen los empleados de Netflix para tomar las vacaciones que consideren (sin límite), siempre y cuando lo acuerden con su jefe directo.

“Debemos enfocarnos en lo que hace y entrega la gente NO en cuantos días trabajaron.”

Las empresas que no empiecen a acomodar a estos jóvenes, muy posiblemente, los perderán con empresas que si estén dispuestas. Muchos empleados talentosos ahora tiene opciones.
Seguir leyendo