Lo que le diga es mentira

Invertir nuestro dinero es un requisito para prepararnos para nuestro futuro, siendo nuestro objetivo el manejar ese dinero de tal forma que logremos mantener el nivel de vida que deseamos (¿quieres viajar 3 semanas al año?, ¿darte el lujo de pagar un entrenador personal?, etc).

Lo primero que debes saber es que no hay que esperar, empezar temprano es la mejor manera de generar riqueza. Entre más temprano empieces, menor esfuerzo requerirás a través de los años gracias al concepto del interés compuesto, el cual implica que al re-invertir nuestras ganancias una y otra vez, con los años nuestra riqueza crecerá cada vez más… imagina una pequeña bola de nieves que al ir empujando a través de la nieve cada vez crece más y más.

snowball

*Foto tomada de la galería de Kamyar Adl

Pero, ¿por donde empezar?

1. Cuenta bancaria de ahorros

Para empezar es buena idea acostumbrarse a guardar dinero por lo menos 3 a 6 meses de tus ingresos en el banco para casos de emergencia o eventualidades. Si aún no tienes una cuenta, realizar la apertura de una cuenta de ahorros es tu primer paso.

Esto asegura que, en caso de que necesites dinero, no debas liquidar tus inversiones puesto que puede que te veas forzado a vender con pérdidas si en el momento el mercado se encuentra en malas condiciones. Adicionalmente, una cuenta de ahorros te permitirá ganar un tasa pequeña de interés por tu dinero.

Sin embargo, nuestra meta principal es encontrar la forma de vencer la tasa de inflación, basada en el IPC (en Colombia varía entre un 3 a 4.5% anual), porque de lo contrario estarás perdiendo dinero.

Invertir bien no solo te proporcionará la forma de retener el valor de tu dinero en el tiempo sino también de crecer tu riqueza con los años.

2. Invertir en acciones

Las acciones son una buena estrategia de inversión a largo plazo, en Colombia especialmente en estos momentos hay una buena oportunidad en el mercado de acciones debido a que estás están baratas.

Sin embargo, si no tienes muchos conocimientos sobre cómo invertir en la bolsa de valores, lo mejor es invertir en carteras colectivas o fondos de inversión (FIC) que te permiten iniciar con poco capital y diversificar tu inversión, por lo cual reduces el riesgo.

3. Invertir en renta fija

Una estrategia de corto a mediano plazo es invertir en CDTs o en un fondo de renta fija, aunque los ingresos, usualmente, serán menores.

Como emprendedores, gerentes y, en general, cualquier persona interesada en el manejo del dinero (finanzas personales o de la empresa) debe tener claro los conceptos de gasto e inversión.

El gasto y la inversión es algo que en los negocios continuamente se debe balancear, sin embargo, no es el único caso en que aplica o sino pregúntale a tu esposa si ¿ese televisor plasma con Direct TV para ver los partidos de fútbol es una inversión? o pregúntale a tu esposo si ¿esos 50 pares de zapatos en tu clóset o armario son una inversión?.

La diferencia entre inversión y gasto es simple: el primero te dará algún retorno como por ejemplo cuando compras un horno para vender pizzas, mientras que el segundo, el gasto, solo vaciará tus recursos. Idealmente, un negocio siempre tendrá gastos muy bajos, diferente a la cantidad de dinero que inviertan para la mejora de sus negocios.

En una empresa, la inversión más importante que puede hacer es su gente. Cuando la empresa empieza a mirar a su personal como un gasto entonces comienza a competir en costos y por cada empleado, se preguntarán ¿cuanto me cuesta esta persona? ¿cuanto me cuesta contratar esta otra persona?. La empresa, que por el contrario, mira a sus empleados como una inversión compite en calidad y se enfoca en el reclutamiento de gente talentosa y con gran potencial; lo que se preguntan es ¿cuanto valor tiene está persona?, ¿qué inversión se puede hacer para beneficiar tanto a los empleados como a la organización? ¿que capacitaciones/entrenamiento se necesitan para aumentar el valor de nuestro personal?, tener personal de calidad cuya excelencia se ve reflejada en el trabajo que hacen se vuelve una prioridad.

Otra gran área donde se deben evaluar cuidadosamente los gastos vs inversiones es la tecnología. La tecnología se ha convertido en una parte vital de cualquier negocio moderno, incluso los trabajadores independientes que trabajan de forma remota o rentan en oficinas colectivas saben que los equipos portátiles siempre serán una buena inversión para su trabajo porque el software y equipos que te permiten ahorrar tiempo son una mejor inversión que cualquier mueble o accesorio que se vea bien en la oficina.

Por cada compra en tecnología que se pretenda realizar se debe conocer muy bien los requerimientos para esa tecnología, es decir, ¿para que necesitas el software y/o equipo? y ¿qué beneficios obtendrás al adquirir dicha tecnología?. Con lo anterior, se puede balancear costo vs beneficios al comparar modelos y funcionalidades de cada alternativa de tal forma que el retorno obtenido sea mucho mayor al costo y por tanto se pueda categorizar como una inversión.

Un último caso que les quiero mencionar son las reuniones. Muchas personas pensamos en las reuniones como gastos, como pérdidas de nuestro tiempo. Sin embargo, si se piensa en las reuniones efectivas, se sabe que toda reunión tiene un objetivo que va ayudar a conseguir algo rentable (ej: cerrar un negocio para la compra de x producto). Teniendo lo anterior en cuenta, en las reuniones que son inversiones de tiempo se debe identificar claramente el objetivo que se va a conseguir en la misma y planear como se piensa alcanzar ese objetivo o resultado (crear una agenda e identificar a las personas que realmente deben ser invitadas a participar), además, pensar por adelantado en los potenciales obstáculos o temas que pueden des-encaminar la reunión y como evitarlos. Nunca se trata de tener una reunión solo por tenerla, porque cada reunión cuesta las horas de cada persona en la sala.

En todo lo que hagas siempre piensa como inversor.

¿Que piensas de la relación entre gasto e inversión?, ¿conoces otros casos donde vale la pena evaluar si es un gasto o una inversión?.

En esta época con sitios como Mercado Libre y Amazon, se ha vuelto mucho más común comprar cosas de segunda mano. Muchos conocemos a alguien que le compro su celular a un conocido o le compro su computador a un familiar e incluso, es muy probable que vivas en una casa que tuvo otros dueños anteriormente.

Una de las mejores formas de ahorrar un poco de dinero es comprar cosas usadas, ya sean computadores, teléfonos, carros, etc. No se trata de no poder comprar algo nuevo, sino de ahorrar dinero y de no gastar innecesariamente.

Hay muchas cosas que hoy en día se pueden comprar usadas sin mucho problema, siempre y cuando nos encarguemos de inspeccionar lo que vamos a comprar y nos aseguremos de que esta en buenas condiciones. Algunas de las cosas que puede valer la pena comprar usadas son:

  • Electrodomésticos

    Si tienes amigos o familia que quieran deshacerse de sus electrodomésticos, ya sea porque se mudan y no los necesitan más o quieren conseguir unos más modernos, es una buena oportunidad para conseguir refrigeradores, lavadoras, secadoras, microondas y licuadoras en una ganga.

    La mayoría de estos equipos grandes como los refrigeradores tienen una vida útil de varios años y requieren de poco mantenimiento por lo que son una buena opción para comprar de segunda mano.

  • Libros

    Prestar libros o aprovechar la librería local son unas buenas opciones para ahorrar algo de dinero. Adicionalmente, los libros de clase puede llegar a ser increíblemente costosos, especialmente, en la universidad y comprarlos usados a estudiantes de mayores semestres que ya no los necesitan puede ayudar a ahorrar dinero cada semestre.

  • Tecnología

    La velocidad con la que avanza la tecnología en esta época es increíble y llegar a comprar un celular o un aparato electrónico como el ipod de segunda/tercera generación a mucho más bajo precio es completamente viable.

    Los computadores, por ejemplo, si solo lo necesitas por sus funciones básicas (escribir documentos y navegar por internet) tienen una vida útil bastante larga.

  • Carros

    Muchos automóviles nuevos pierden su valor rápidamente, en promedio un carro pierde el 20% de su valor por año. Adicionalmente, ten en cuenta que no solo los carros nuevos son confiables, no son los años del carro sino la vida en sus años. Los carros se deterioran por su uso, por lo que desde un punto de vista mecánico quiere decir que un carro con 50.000km es prácticamente lo mismo tenga 3, 5 o 10 años.

    Un carro es un carro y mientras cumpla las funciones para lo que lo necesitamos (espacio en el garaje, características de seguridad, espacio de carga, etc), no hay problema. Puedes encontrar carros usados en Colombia con menos de 30.000 km fácilmente y a bajo precio si estás dispuesto a tolerar que tenga unos cuantos años más.

    Algunos tips a seguir son: busca un carro con garantía en lo posible, asegúrate de hacer o que se haga una inspección antes de comprar y considera bien el precio, ¿es suficientemente bajo para justificar comprar un carro usado en vez de uno nuevo?

Sin embargo, hay que tener en cuenta que hay cosas que siempre es mejor comprar nuevas como, por ejemplo coches de bebes o cascos de bicicleta que implican potenciales riesgos de seguridad para niños pequeños. Otro caso, son los colchones y almohadas de segunda mano que pueden estar contaminados de bichos como los chinches.

Finalmente, recuerda que adquirir bienes usados en buen estado y procedencia son una buena opción para optimizar tus recursos y satisfacer más necesidades dentro de tu presupuesto. Comprar bienes de segunda es una opción que no debes descartar sin, por lo menos, darte la oportunidad de evaluarla. No inviertas más de lo que realmente necesitas!

Yo soy una gran creyente en que todos deberíamos tener proyectos propios en nuestro tiempo libre. Los proyectos personales son una oportunidad para desafiarnos, crecer y dedicarnos a algo que realmente nos apasiones.

Este blog es un proyecto propio que hago en paralelo a mi trabajo de tiempo completo, igualmente, desarrollo aplicaciones y sitios web como independiente de vez en cuando y hace unos años, en mis tiempos libres, nació mi primera empresa junto a varios amigos.

Para los que tenemos trabajos creativos, es común tener ideas flotando en nuestra cabeza. Siempre hay algo que queremos probar o de hacer. Algo inesperado y diferente. Pero, ¿como encontramos algo que valga la pena hacer?.
Seguir leyendo

Este artículo hace parte de la serie Planeando tu futuro aplicando finanzas personales, la primera parte la encuentras en:

La primera razón por las preocupaciones financieras no viene necesariamente de la falta de dinero sino, usualmente, de la falta de planeación. Hacer una buena planeación financiera puede ayudar a minimizar la incertidumbre de tu futuro financiero. El primer paso, que vimos en el artículo anterior, es examinar como te encuentras en varias áreas como tus ingresos, gastos, activos y pasivos. Una vez se tiene claro lo anterior, es importante empezar a controlar nuestras finanzas y protegernos contra posibles crisis financieras.

El primer paso hacia la mejora de tus finanzas es hacer un presupuesto. ¿Por qué es importante un presupuesto? pues porque el dinero es un recurso limitado y por tanto es importante hacer un buen uso del mismo. Al realizar un presupuesto, puedes identificar los gastos que son prioritarios (como los pagos de hipoteca o préstamos) y los que son innecesarios (como el plan más caro de tv cable o las muchas salidas a comer afuera)

Para empezar a realizar tu presupuesto debes tener claro cuantos ingresos tienes y cuanto gastas mensualmente, mejor dicho, de donde llega y a donde se va la plata. El objetivo inicial es priorizar tus gastos e identificar tus obligaciones (renta, comida, pago de deudas, etc), una vez tengas claro cuanto dinero gastas en obligaciones puedes empezar a determinar cuanto te queda para entretenimiento y otros lujos de tal forma que minimices las compras impulsivas, todo lo que no este en el presupuesto con excepción de alguna emergencia pues no se compra.

El segundo paso hacia la mejora de tus finanzas es salir de deudas. Si tienes alguna deuda pendiente, debes empezar a planear como un gasto prioritario pagos mensuales de la misma porque los intereses te pueden ir acabando de a poco. Algunos pasos para ir atacando problemas de deudas son:

  1. Si no tienes con que pagarlo, no lo pagues con tarjeta de crédito: la tarjeta de crédito debe ser solo para financiarte durante el mes en lo posible pero si no vas a tener con que pagar algo en poco tiempo es mejor que no lo compres en un principio.
  2. Elimina gastos no-esenciales: trata de vivir de forma más sencilla mientras te recuperas. Elimina gastos de cosas que no necesites como TV cable, salir a comer afuera, ir al cine de forma seguida, sacar el carro o coger transporte cuando puedes caminar o ir en bicicleta, licor, nuevos juguetes y ropa, etc.
  3. Lleva cuenta de lo que gastas: siempre conoce cuanto haz gastado y cuanto tienes disponible es tu presupuesto para los gastos en diferentes áreas. Para algunas personas, retirar el dinero de entretenimiento, comida y otros gastos de este tipo y mantenerlos en sobres separados les da mayor facilidad para estar conscientes de sus límites.
  4. Planea que deudas vas a pagar primero: busca elegir las deudas con mayor tasa de interés así como las más pequeñas de tal forma que trates de minimizar el pago de intereses dentro de lo posible.
  5. Busca la forma de aumentar tus ingresos: así sea de forma temporal busca conseguir algún dinero extra mientras sales de tus deudas. Si te gustan las manualidades trata de vender lo que hagas en tu tiempo libre, si te gusta cocinar mira si puedes vender almuerzos los fines de semana, trata de conseguir un trabajo adicional, etc.

Finalmente, para empezar a protegerte de alguna crisis debes crear un fondo de emergencias. Este fondo es un respaldo en caso de eventualidades como la perdida de un empleo o una ida de emergencia al hospital. Este fondo debe estar constituido de dinero al que puedas acceder rápidamente por lo que es usual mantenerlo en cuentas de ahorros.

Una persona saludable financieramente debería contar con un mínimo ideal para cubrir entre 3 a 6 meses de ingresos mensuales, es decir, si tu ingreso mensual es de $1.000.000 entonces tu fondo de emergencia debería tener por lo menos $3.000.000 e idealmente $6.000.000. Ahora, se dice que si tienes hijos el fondo de emergencia debería ser mayor, con un mínimo de 10 meses de ingresos ahorrados.

El fondo de emergencia no se tiene ni se construye usualmente de un día para otro, pero si se debe empezar a ahorrar una pequeña cantidad mensual para el mismo. Cada uno de acuerdo al análisis de su situación sabrá cuanto puede ahorrar, sin embargo, se recomienda que un mínimo de 10% de tu ingreso sea designado al ahorro.


Actualización: puedes encontrar los siguientes pasos para una planeación a mediano plazo en Planeando tu futuro aplicando finanzas personales – 3 de 4.

Primero quiero aclarar este término, los ingresos pasivos constituyen todo ingreso donde el trabajo hecho no es directamente proporcional a los ingresos obtenidos.

Un ingreso pasivo no implica ganar dinero sin hacer nada, sino ganar dinero con un esfuerzo menor al equivalente por el dinero obtenido en el largo plazo. Es decir, usualmente, los ingresos pasivos requieren de un gran esfuerzo o inversión inicial pero al largo plazo sigues obteniendo ingresos a cambio de poco o nada de esfuerzo.

Veamos algunos ejemplos para hacer más clara la idea:

  • Trabajar de independiente desarrollando proyectos web NO es ingreso pasivo porque tus ingresos dependen directamente del trabajo que haces.
  • Escribir un libro y luego venderlo digitalmente por Amazon SI es ingreso pasivo porque una vez terminas tu trabajo (escribir el libro) seguirás recibiendo ingresos (alguien compra tu libro 2 años después).
  • Comprar una casa y luego arrendarla mensualmente SI es un ingreso pasivo dado que una vez haces la gran inversión en la compra, luego seguirás recibiendo por muchos años la renta mensual del inquilino al que se la arriendes.

¿Cuál es el interés en obtener ingresos pasivos si se requiere de tanto esfuerzo?, el atractivo está en que, una vez se logran generar los ingresos pasivos recurrentes (mensuales, anuales, etc), se pueden mantener con poco esfuerzo o trabajo de tal forma que con varias fuentes de ingresos de este tipo a largo plazo solo tengamos que trabajar 1 semana al mes, por ejemplo.

Hay buenas fuentes de ingresos y otras que no, específicamente, para uno. Si te demoras 1 año escribiendo un libro y al final el ingreso no fue mayor a 5 ventas entonces resultó ser un muy mal negocio. El ingreso se vuelve pasivo cuando el esfuerzo o trabajo requerido para seguir generando los ingresos es mínimo o ninguno, a esto es a lo que comúnmente se le llama que el dinero trabaje para ti.

Algunas ideas de formas en las que puedes generar ingresos pasivos son:

  • Si te gusta escribir, tal vez puedes animarte a publicar tu propio libro.
  • Si tienes un buen capital inicial, puedes adquirir locales o apartamentos y rentarlos.
  • Intereses generados en cuentas de ahorros, CDTs, etc.
  • Dividendos de acciones y/o bonos.
  • Publicidad en tu blog.
  • Crear una aplicación y/o producto con pago por suscripción (ej: suscripciones a revistas, netflix, etc).
  • Crea un lugar exclusivo y cobra por la membresía a los interesados en unirse ya sea un sitio web, club, asociación, entre otros.

¿Qué otras ideas se te ocurren para obtener ingresos pasivos? ¿Haz intentado alguna de las que mencione anteriormente? ¿Cómo te fue?