Lo que le diga es mentira

Este artículo hace parte de la serie Planeando tu futuro aplicando finanzas personales, puedes leer la serie desde el inicio en:

En los artículos anteriores definimos como iniciar con tus finanzas con un diagnóstico personal para conocer tu situación actual, salir de deudas, crear tu fondo de emergencia y empezar a ahorrar para conseguir tus metas de mediano plazo.

Una vez tienes en marcha tu sistema de ahorro, es hora de preguntarse ¿qué hago con el dinero ahorrado? y la respuesta a esta pregunta será tu planificación financiera a largo plazo.

Básicamente ahorramos a largo plazo con el fin de asegurarnos de que en el futuro estemos resguardados financieramente, este es nuestro plan de retiro.

Con los años, hemos visto el aumento de la edad para la jubilación así como el aumento en la longevidad de las personas (por ejemplo, en Colombia en promedio se vive hasta los 78 años y la edad de jubilación 57 años para las mujeres y 62 años para los hombres con intenciones de subirla a los 65 años para ambos) por lo tanto, si no deseamos trabajar hasta nuestra vejez, lo mejor que podemos hacer por nosotros y nuestra familia es construir unas bases sólidas en nuestra estructura financiera de tal manera que puedas mantener un estilo de vida parecido al que llevas durante tu carrera profesional.
Seguir leyendo

Otro mes más del año está por acabar y cada vez se siente más rápido o ¿soy solo yo?. Pero bueno, acá otra colección de artículos interesantes que me he encontrado este mes:

  • 8 Decisiones que jamás te arrepentirás de tomar con tu dinero

    Es importante que te capacites y entiendas el mercado en el que vas a invertir. Recuerda que la mejor inversión que puedes hacer es aquella que entiendes y dominas. Si no entiendes de energía limpia no inviertas en ella, sino sabes cómo funciona la propiedad raíz no inviertas.

    Cuando inviertes en algo que no entiendes lo único que logras es enriquecer a quien te ofrece dichos vehículos de inversión; te cobran comisiones, costos de transacción entre otros que difícilmente entiendes.

  • De 0 a 35 empleados trabajando alrededor del mundo: ¿Cómo construir con éxito la cultura de tu emprendimiento?

    Nunca priorices la capacidad del candidato sobre la cultura

    Todo fundador que conozco y que ha comprometido su cultura con el objetivo de contratar a un candidato prometedor a largo plazo se ha terminado arrepintiendo.

    Esto se debe a los problemas que puede traer a tu organización. Desde generar un ambiente de trabajo mediocre hasta ver a sus mejores empleados irse por culpa de un nuevo empleado que no encaja con la cultura de trabajo preestablecida.

  • La independencia, ¿Idilio o suicidio?

    La solución no siempre es independizarse, piense en reinventarse siendo empleado: Busque otras opciones dentro de la misma compañía o en otras empresas.

  • Los 3 secretos de la sabiduría antigua para ser felices

    Controla lo que puedes controlar. Ignora el resto.

    “Pido serenidad para aceptar las cosas que no puedo cambiar, valor para cambiar las que puedo y sabiduría para conocer la diferencia”.

    Los estoicos aplicaban mejor que nadie esta afirmación. Eran conscientes de la necesidad de tener cierto control sobre la vida pero no se obsesionaban con ello, por lo que siempre se preguntaban: “¿Puedo hacer algo al respecto?”

    Si puedes hacerlo. Hazlo. Si no puedes… Asúmelo y sigue adelante porque preocuparse solo generará estrés.

    […]

    Por ejemplo, si está lloviendo, simplemente aceptas la lluvia. Negarlo no va a hacer que desaparezca. Pero no necesitas mojarte, puedes protegerte con un paraguas.

  • Cuándo decir SÍ. Cuándo y cómo decir NO

    La mayoría de reuniones no sirven para nada. La mayoría de contactos aportan poco. La mayoría de eventos son una pérdida de tiempo. Pero solo exponiéndote a muchas reuniones, personas y eventos empiezas a apreciar la diferencia, a distinguir dónde hay una oportunidad real y dónde no. Prueba y error.

    Cuanto más interactúes con la realidad más aprenderás. Y de vez en cuando, una oportunidad funcionará. Tiempo después, otra. No esperes grandes puntos de inflexión, pero poco a poco pequeñas victorias irán sumándose al montón.

    […]

    En resumen, debes decir “Sí” hasta que te ganes el derecho a decir “No”.

Finalmente, de ñapa, los invito a ver esta charla de una comediante mexicana que conocí hace poco en netflix y qué tiene un mensaje tanto para hacernos reflexionar como para hacernos divertir un rato:

Este artículo hace parte de la serie Planeando tu futuro aplicando finanzas personales, puedes leer la serie desde el inicio en:

Una vez tienes claridad sobre tu situación financiera actual, haz salido de deudas mayores y haz empezado tu fondo de emergencia, es hora de que tomes los siguientes pasos hacia la consecución de tus sueños.
Seguir leyendo

Creo que hay dos mantras en la vida que uno debe tener en cuenta cuando se piensa en dinero y se quiere tener buenas finanzas:

  • Gana más de lo que gastas (generación de riqueza)
  • Gasta menos de lo que ganas (buen manejo de tus finanzas)

En este artículo vamos a hablar sobre la segunda parte, gastar menos de lo que ganas y, especialmente, del ahorro. Pero, ¿para que quieres ahorrar? bueno, dependiendo de la etapa en te encuentres en tu vida, puede haber distintas razones:

  • Crear un fondo de emergencia: siempre es recomendable tener por lo menos 6 meses de gastos disponibles por si ocurre una emergencia o gastos inesperados como gastos médicos o una reparación en tu casa que debas hacer de repente.
  • Alcanzar un objetivo específico: si quieres hacer un viaje, comprar un carro, jubilarte, entre otros, es probable que deberás apretarte un poco el bolsillo por un tiempo para llegar a tu objetivo.
  • Tener un fondo para tus hijos: pensando en el futuro de ellos puede que quieras guardar un poco de dinero mes a mes ahora que están pequeños para que puedas asegurarles más oportunidades y opciones cuando sean grandes.
  • Para invertir: para lograr ganar más dinero de una forma más efectiva requerirás hacer inversiones de dinero iniciales y para esto requieres o conseguir un trabajo adicional para obtener dinero extra o ahorrar esa primera cantidad que te servirá para generar otra fuente de ingresos.

Entonces, ¿por donde empezar?, acá te traigo algunas ideas sobre donde recortar gastos mes a mes:
Seguir leyendo

Invertir nuestro dinero es un requisito para prepararnos para nuestro futuro, siendo nuestro objetivo el manejar ese dinero de tal forma que logremos mantener el nivel de vida que deseamos (¿quieres viajar 3 semanas al año?, ¿darte el lujo de pagar un entrenador personal?, etc).

Lo primero que debes saber es que no hay que esperar, empezar temprano es la mejor manera de generar riqueza. Entre más temprano empieces, menor esfuerzo requerirás a través de los años gracias al concepto del interés compuesto, el cual implica que al re-invertir nuestras ganancias una y otra vez, con los años nuestra riqueza crecerá cada vez más… imagina una pequeña bola de nieves que al ir empujando a través de la nieve cada vez crece más y más.

snowball

*Foto tomada de la galería de Kamyar Adl

Pero, ¿por donde empezar?

1. Cuenta bancaria de ahorros

Para empezar es buena idea acostumbrarse a guardar dinero por lo menos 3 a 6 meses de tus ingresos en el banco para casos de emergencia o eventualidades. Si aún no tienes una cuenta, realizar la apertura de una cuenta de ahorros es tu primer paso.

Esto asegura que, en caso de que necesites dinero, no debas liquidar tus inversiones puesto que puede que te veas forzado a vender con pérdidas si en el momento el mercado se encuentra en malas condiciones. Adicionalmente, una cuenta de ahorros te permitirá ganar un tasa pequeña de interés por tu dinero.

Sin embargo, nuestra meta principal es encontrar la forma de vencer la tasa de inflación, basada en el IPC (en Colombia varía entre un 3 a 4.5% anual), porque de lo contrario estarás perdiendo dinero.

Invertir bien no solo te proporcionará la forma de retener el valor de tu dinero en el tiempo sino también de crecer tu riqueza con los años.

2. Invertir en acciones

Las acciones son una buena estrategia de inversión a largo plazo, en Colombia especialmente en estos momentos hay una buena oportunidad en el mercado de acciones debido a que estás están baratas.

Sin embargo, si no tienes muchos conocimientos sobre cómo invertir en la bolsa de valores, lo mejor es invertir en carteras colectivas o fondos de inversión (FIC) que te permiten iniciar con poco capital y diversificar tu inversión, por lo cual reduces el riesgo.

3. Invertir en renta fija

Una estrategia de corto a mediano plazo es invertir en CDTs o en un fondo de renta fija, aunque los ingresos, usualmente, serán menores.

Como emprendedores, gerentes y, en general, cualquier persona interesada en el manejo del dinero (finanzas personales o de la empresa) debe tener claro los conceptos de gasto e inversión.

El gasto y la inversión es algo que en los negocios continuamente se debe balancear, sin embargo, no es el único caso en que aplica o sino pregúntale a tu esposa si ¿ese televisor plasma con Direct TV para ver los partidos de fútbol es una inversión? o pregúntale a tu esposo si ¿esos 50 pares de zapatos en tu clóset o armario son una inversión?.

La diferencia entre inversión y gasto es simple: el primero te dará algún retorno como por ejemplo cuando compras un horno para vender pizzas, mientras que el segundo, el gasto, solo vaciará tus recursos. Idealmente, un negocio siempre tendrá gastos muy bajos, diferente a la cantidad de dinero que inviertan para la mejora de sus negocios.

En una empresa, la inversión más importante que puede hacer es su gente. Cuando la empresa empieza a mirar a su personal como un gasto entonces comienza a competir en costos y por cada empleado, se preguntarán ¿cuanto me cuesta esta persona? ¿cuanto me cuesta contratar esta otra persona?. La empresa, que por el contrario, mira a sus empleados como una inversión compite en calidad y se enfoca en el reclutamiento de gente talentosa y con gran potencial; lo que se preguntan es ¿cuanto valor tiene está persona?, ¿qué inversión se puede hacer para beneficiar tanto a los empleados como a la organización? ¿que capacitaciones/entrenamiento se necesitan para aumentar el valor de nuestro personal?, tener personal de calidad cuya excelencia se ve reflejada en el trabajo que hacen se vuelve una prioridad.

Otra gran área donde se deben evaluar cuidadosamente los gastos vs inversiones es la tecnología. La tecnología se ha convertido en una parte vital de cualquier negocio moderno, incluso los trabajadores independientes que trabajan de forma remota o rentan en oficinas colectivas saben que los equipos portátiles siempre serán una buena inversión para su trabajo porque el software y equipos que te permiten ahorrar tiempo son una mejor inversión que cualquier mueble o accesorio que se vea bien en la oficina.

Por cada compra en tecnología que se pretenda realizar se debe conocer muy bien los requerimientos para esa tecnología, es decir, ¿para que necesitas el software y/o equipo? y ¿qué beneficios obtendrás al adquirir dicha tecnología?. Con lo anterior, se puede balancear costo vs beneficios al comparar modelos y funcionalidades de cada alternativa de tal forma que el retorno obtenido sea mucho mayor al costo y por tanto se pueda categorizar como una inversión.

Un último caso que les quiero mencionar son las reuniones. Muchas personas pensamos en las reuniones como gastos, como pérdidas de nuestro tiempo. Sin embargo, si se piensa en las reuniones efectivas, se sabe que toda reunión tiene un objetivo que va ayudar a conseguir algo rentable (ej: cerrar un negocio para la compra de x producto). Teniendo lo anterior en cuenta, en las reuniones que son inversiones de tiempo se debe identificar claramente el objetivo que se va a conseguir en la misma y planear como se piensa alcanzar ese objetivo o resultado (crear una agenda e identificar a las personas que realmente deben ser invitadas a participar), además, pensar por adelantado en los potenciales obstáculos o temas que pueden des-encaminar la reunión y como evitarlos. Nunca se trata de tener una reunión solo por tenerla, porque cada reunión cuesta las horas de cada persona en la sala.

En todo lo que hagas siempre piensa como inversor.

¿Que piensas de la relación entre gasto e inversión?, ¿conoces otros casos donde vale la pena evaluar si es un gasto o una inversión?.