Lo que le diga es mentira

Todo negocio empieza por una idea, una visión. Sin embargo, una idea no es nada hasta que se hace algo con la misma.

Para llevar una idea al mercado, lo primero es definir claramente la idea: ¿Cuál es el problema a resolver? ¿Qué es lo que se quiere mejorar? ¿Cuál es el beneficio que se quiere brindar? puede ser para resolver un problema propio o para aprovechar una oportunidad en el mercado. Piensa en algo simple que cualquiera pueda entender y que puedas resumir en una oración como por ejemplo, “una aplicación que te informe sobre los eventos y cosas que hacer a tu alrededor”

El segundo paso es identificar tu propuesta de valor, no tiene que ser ultra brillante pero si debes tener alguna. Empieza a investigar ¿qué están haciendo los demás? ¿qué productos dan el mismo beneficio o resuelven el mismo problema?, intenta encontrar debilidades de tus competidores e identificar oportunidades para ti. Por ejemplo, “una aplicación que te informe sobre los eventos y cosas que hacer a tu alrededor relacionados con el deporte y la salud” (como maratones y grupos de ciclistas).
Seguir leyendo

Lo único que está entre tu meta y tú, es la historia que te sigues contando a ti mismo de por qué no lo puedes lograr

* Imagen encontrada en El124

Este fin de semana me vi “El lobo de Wall Street”, película basada en la vida de Jordan Belfort y su historia camino al éxito y posterior caída en el mundo de los negocios.

Debo admitir que no es una película para todos al ser muy gráfica. Sin embargo, detrás de la vida excesiva de un millonario y sus actividades ilegales, hay un grupo de lecciones de ventas y negocios muy interesantes.

1. Oferta y demanda

En la película, Leonardo Di Caprio (Jordan), le enseña su primera lección a su equipo de ventas al sacar un bolígrafo y decir “véndeme este bolígrafo”.

Como se ve en la escena, luego de varios intentos, uno de los personajes toma el lapicero y le pide a Jordan que escriba su nombre en una servilleta. Dado que Jordan no tiene con que escribir y debe pedir por un lapicero, se hizo la venta.

Lo que paso es que el personaje, reconoció una necesidad, Jordan quedo sin bolígrafos y creo una urgencia al pedirle que escribiera su nombre. En ventas, estas dos cosas son claves, reconocer una necesidad y crear un sentido de urgencia para convencer a alguien que debe comprar ese producto.

Jordan hacia un gran trabajo con su discurso, pintándole a sus clientes grandes posibilidades si le compraban y creando un sentido de urgencias mencionando que era una oportunidad única y un negocio que podía perder si el cliente se lo pensaba dos veces.

2. La percepción lo es todo

Algo que Jordan sabia hacer muy bien era venderse a si mismo, tanto para buscar trabajo como cuando empezó su propio negocio para venderse a sus clientes.

Siempre vístete para el trabajo que quieres, Jordan actuaba como un profesional serio y una persona de poder y la gente lo veía como una persona exitosa y segura de si mismo. Decide como quieres que otros te vean y luego preséntate de la forma adecuada para que te vean tal cual quieres.

La clave para que te compren es dar confianza. Tus clientes no te conocen ¿cómo haces que confíen en ti? En la película el equipo que Jordan armo sonaba como gente seria y profesional y además, pedía una pequeña compra de muestra para que el cliente no sintiera que el negocio era de alto riesgo.

En una entrevista de trabajo, ¿como haces que confíen en ti?, vístete de forma profesional, habla de forma segura y cuenta alguna historia que resalte tus logros, éxitos, problemas que hayas resuelto, responsabilidades y resultados, en fin, tu habilidad de hacer el trabajo bien.
Seguir leyendo

Un mes más que se va de este año y como siempre, les traigo otra colección de artículos interesantes que me encontré en el transcurso de Abril.

  • Virginio Gallardo, “El talento valioso huirá de las empresas que no ofrezcan flexibilidad, desarrollo y participación”

    “No está muy claro…. Las nuevas generaciones dan más valor a la conciliación, a su desarrollo profesional y a los valores de la empresa para la que trabajan. Y serán enormemente desleales, a mayor talento más deslealtad. Aparentemente a los nuevos trabajadores hiperespecializados e hiperinnovadores no les interesará tanto la seguridad de una empresa con un determinado proyecto profesional. Huirán de las empresas que no les ofrezcan desarrollo, flexibilidad o participación, por ejemplo tienen verdadera aversión a la jerarquía. Preferirán libertad a seguridad, o quizás para ellos será más seguro ser libres.”

  • El síndrome del emprendedor solitario. ¿Y si nadie me apoya?

    “Crear un negocio sostenible en Internet requiere Pasión, Paciencia y Perseverancia: las tres “P” del emprendedor. Es una maratón plagada de obstáculos, en la que nosotros somos nuestro peor enemigo y sin duda en más de una ocasión nos encontraremos cansados, desmoralizados y con ganas de tirar la toalla.”

  • Suficiente

    “Lo que tenemos inculcado en lo más profundo de nuestro cerebro es que tenemos que trabajar todo lo que podamos, ganar todo lo que podamos, y que ya llegará nuestra recompensa en forma de jubilación. Pero, sinceramente, este plan dista mucho de ser ideal. ¿Vas a dedicar los mejores años de tu vida, cuando tienes más energía y más ganas de hacer cosas, a trabajar sin descanso para así, cuando estés viejo y achacoso, tener la libertad de hacer lo que no hiciste cuando eras joven?”

  • Mamás superheroínas

    “[Las madres] Somos Directoras de Recursos Humanos, porque una parte fundamental de nuestro trabajo es fomentar, apoyar y dar valor a nuestros hijos, nuestras parejas, nuestras familias, intuyendo, de manera innata, el potencial de cada uno de ellos tiene y tratando de estimularles para que den los mejor de si mismos y puedan alcanzar sus metas.”

  • Confiar o no confiar, he aquí la cuestión.

    No olvidemos que en los buenos resultados de un equipo juega un papel fundamental la unión de sus componentes que es fruto en gran medida de la confianza.

Que disfruten de lectura! y para los que quedaron con ganas de más, de ñapa: siempre recuerda que nunca es tarde para empezar y en honor a las mujeres, sobretodo las madres, tengan en cuenta el gen femenino para emprender.