Lo que le diga es mentira

Creo que hay dos mantras en la vida que uno debe tener en cuenta cuando se piensa en dinero y se quiere tener buenas finanzas:

  • Gana más de lo que gastas (generación de riqueza)
  • Gasta menos de lo que ganas (buen manejo de tus finanzas)

En este artículo vamos a hablar sobre la segunda parte, gastar menos de lo que ganas y, especialmente, del ahorro. Pero, ¿para que quieres ahorrar? bueno, dependiendo de la etapa en te encuentres en tu vida, puede haber distintas razones:

  • Crear un fondo de emergencia: siempre es recomendable tener por lo menos 6 meses de gastos disponibles por si ocurre una emergencia o gastos inesperados como gastos médicos o una reparación en tu casa que debas hacer de repente.
  • Alcanzar un objetivo específico: si quieres hacer un viaje, comprar un carro, jubilarte, entre otros, es probable que deberás apretarte un poco el bolsillo por un tiempo para llegar a tu objetivo.
  • Tener un fondo para tus hijos: pensando en el futuro de ellos puede que quieras guardar un poco de dinero mes a mes ahora que están pequeños para que puedas asegurarles más oportunidades y opciones cuando sean grandes.
  • Para invertir: para lograr ganar más dinero de una forma más efectiva requerirás hacer inversiones de dinero iniciales y para esto requieres o conseguir un trabajo adicional para obtener dinero extra o ahorrar esa primera cantidad que te servirá para generar otra fuente de ingresos.

Entonces, ¿por donde empezar?, acá te traigo algunas ideas sobre donde recortar gastos mes a mes:
Seguir leyendo

Las PyMEs (pequeñas y medianas empresas) son de gran importancia en los países porque, usualmente, cumplen un gran papel en la economía de los mismos, en Colombia, por ejemplo, mueven el 96% de la economía del país.

Son este tipo de empresas las que generan mayor cantidad de empleos y aumentan la calidad de vida de los ciudadanos al distribuir la riqueza de los países. Sin embargo, para poder competir en el contexto actual de una economía mundial globalizada y automatizada, es de vital importancia que las pymes adopten una estrategia de negocios vinculado a los sistemas de información de la impresa si buscan un crecimiento que asegure su permanencia en el mercado.

Pero, ¿qué tipo de herramientas necesita tu negocio?, pues los sistemas que te ayuden a conseguir los objetivos en tu estrategia de negocios. Aunque, hay unos aspectos claves para el éxito de toda empresa basadas en la mejora de la administración interna mediante la estandarización de procesos operativos claves como el manejo de inventarios.

Hay que tener en cuenta que antes de adoptar cualquier solución de administración o sistema ERP para pymes se deben revisar los procesos existentes en la empresa y asegurarse de que estos son óptimos y necesarios.

“No hay nada más inútil que hacer eficientemente lo que no se debe hacer en un principio.”

– Peter F. Drucker

Aunque las tecnologías y sistemas de información influyen de manera directa e indirecta en la competitividad y permanencia de cualquier empresa en el actual mercado globalizado, los sistemas no determinan el éxito de la empresa en sí mismos, se debe trabajar de manera conjunta con el personal de la compañía y establecer cuáles son las áreas que requieren automatización para alcanzar los objetivos de la empresa.

Hace poco se hicieron los 2 días de más grandes descuentos en el año y por primera vez, Colombia fue partícipe de lo que es conocido como “Black Friday” o viernes negro y el Cyberlunes. Esta gran cantidad de ofertas y grandes descuentos me ha hecho preguntarme cómo funciona exactamente esta estrategia de precios y que beneficios o desventajas puede tener para una empresa participar en un día como estos.

ejemplo de ofertas en cyberlunes colombia

La práctica de ofrecer cupones, promociones y otros descuentos se llama discriminación de precios. La discriminación de precios es cuando una empresa vende el mismo producto o servicio a diferentes precios según una distinción o parámetros definidos por la misma. Un ejemplo es, en el cine, donde usualmente existen descuentos en entradas para estudiantes ó a ciertas horas del día con el fin de aumentar la compra de boletas ya sea por un cliente con menos recursos como es el estudiante ó en un horario poco concurrido como son las 2pm en un día de semana.

Ofrecer cupones y descuentos implica muchos más que solo colocar un letrero con el descuento en el producto. Hay buenas y malas maneras de hacerlo. Si logras atraer más clientes y más ventas pero estas perdiendo dinero, estás haciendo daño a tu negocio.

Una de las principales razones para ofrecer cupones y descuentos es atraer nuevos clientes con la esperanza de que al probar el producto o servicio, estos vuelvan una segunda vez pagando el precio completo. Sin embargo, sin reglas y restricciones claramente establecidas por la empresa, el cliente puede llegar a aprovecharse de la promoción ocasionando que en vez de ganancias sólo se obtengan pérdidas. Un ejemplo de reglas claras a considerar es el uso de 1 cupón por cliente o compra, así como una fecha de expiración para la oferta.

Antes de plantear una oferta de cualquier producto, examina muy bien tus márgenes y los diferentes productos que tienes y crea descuentos atractivos pero que aún así generen dinero para tu negocio.

Otro consejo es asegurarte que tu oferta si se adapte a tus clientes, es decir, si ofreces comprar 1 camisa y llevarse 1 libro gratis seguramente muchos de tus clientes no se interesarán porque usualmente cuando salen a comprar ropa no compran libros. Analiza lo que tus clientes suelen comprar, cómo y cuándo compran ciertos productos. Por ejemplo, los descuentos que se hacen en las ferias escolares al inicio de año por ser inicio de clases cuando todos salen a comprar los útiles del colegio.

Y lo más importante, no olvides que se llama estrategia de precios o cupones. Una estrategia, por definición, es un plan de acción que busca alcanzar cierta meta. Lo anterior quiere decir que antes de lanzar cualquier campaña de descuento se debe tener muy claro cual es el objetivo de la misma: atraer nuevos clientes, promover un nuevo producto, etc. Esto, con el fin de que al final de la campaña, se puedan examinar los resultados en contraste con el objetivo planteado para determinar si la estrategia fue exitosa o no.